J. A. Kast envía carta a la ONU tras dichos de Bachelet por elección de Bolsonaro

Misiva, firmada también por diputados oficialistas, expone "el inaceptable sesgo en el actuar" de la alta comisionada para los Derechos Humanos.

Luego de la elección este domingo de Jair Bolsonaro como nuevo presidente de Brasil, la alta comisionada de las Naciones Unidas para los Derecho Humanos, Michelle Bachelet, estando en París, en el marco de la Cumbre Mundial de Defensores de los DD.HH., lamentó que políticos con discursos “homófobos, misóginos” –y que además sostienen que “la tortura está bien para conseguir la información que necesitas”– lleguen al poder “por mayoría”.

“Como oficina vamos a estar muy atentos porque queremos que en una democracia tan importante de América Latina los derechos humanos se sigan respetando y la democracia siga consolidándose”, advirtió después Bachelet.

Por esas palabras el ex candidato presidencial independiente José Antonio Kast junto a los diputados oficialistas Ignacio Urrutia, Leonidas Romero, Miguel Mellado, José Durana, Jorge Rathgeb, Cristóbal Urruticoechea, Harry Jürgensen junto a sus pares Camila Flores y María José Hoffmann firmaron y enviaron una carta dirigida al secretario general de la ONU, António Guterres, con el objetivo de exponer “el inaceptable sesgo en el actuar” de Bachelet “a la hora de abordar los desafíos que presenta la defensa de los derechos humanos en el mundo entero, y en particular, en América Latina”.

Según los firmantes de la misiva, con sus declaraciones Bachelet ha puesto “en duda que con la elección del señor Bolsonaro ello ocurriese”.

“Cuestionamos la imparcialidad de la señora Bachelet en su cargo para realizar tales afirmaciones, considerando el apoyo expreso que ella le había brindado al ex presidente de Brasil, Luiz Ignacio Da Silva, quien cumple una condena en prisión por corrupción, quien tenía la intención de enfrentar al señor Bolsonaro en las elecciones”, agregan.

Del mismo modo, “cuesta entender que hoy las Naciones Unidas manifiesten su preocupación por Brasil a partir de un resultado electoral, siendo que ese país, bajo el gobierno de Dilma Rouseff y el propio Luiz Ignacio Da Silva, ambos gobiernos que han sido apoyados y defendidos por la señora Bachelet, llevan décadas cuestionados por el adecuado resguardo de los derechos humanos en materia de condiciones carcelarias y seguridad pública”.

Los autores de la carta también afirman que “causa sorpresa” el hecho de que “a menos de 12 horas de conocerse el resultado de la elección de Brasil” la alta comisionada critique a Bolsonaro, pero “en las semanas que lleva en el cargo, no haya sido proactiva en denunciar, condenar y realizar acciones para prevenir las graves violaciones a los derechos humanos en Venezuela”.

Por lo señalado “esperamos que pueda conversar con la señora Bachelet y pueda manifestarle nuestra preocupación por estas indebidas acciones que solo deslegitiman la imparcialidad y el rol de conciliación que debe siempre caracterizar a la gestión de las Naciones Unidas. Asimismo, solicitamos a Ud. que la labor de dicha Comisionado se preocupe, de manera preferente, en combatir las violaciones a los derechos humanos que están ocurriendo hoy en el mundo, en vez de concentrarse en cuestionamientos políticos que son ajenos a la labor que debiera desempeñar”.

“Lamentamos tener que denunciar a una compatriota que ocupa un cargo de tanto prestigio mundial, pero creemos fundamental que estas posiciones sean ocupadas por personas que saben distinguir que sirven a todas las naciones y no a una ideología en particular, lo que lamentablemente en esta ocasión la Señora Bachelet ha olvidado”, concluye la carta.