La multitudinaria marcha nacional “no más AFP” o “NO + AFP” del domingo pasado (24J) marcó la agenda de esta semana. Y es que tener a casi 800 mil personas personas –incluidas familias completas, al más puro estilo 2011– en las calles de todo el país, exigiendo el término inmediato de la piedra angular económica del modelo neoliberal instalado a punta de fusiles por la dictadura cívico-militar (1973-1990) encabezada por el terrorista de Estado Augusto Pinochet, no es para menos.

Pero con lo anterior no se termina todo. Las agrupaciones que lo organizaron, la Coordinadora Nacional de Trabajadores NO + AFP e Indignados, ayer anunciaron oficialmente nuevas manifestaciones: el miércoles 10 de agosto habrá difusión y protestas que terminarán con un cacerolazo en todo Chile a las 21:00 hrs. Para el domingo 21 de agosto, en tanto, se fijó la segunda gran marcha nacional, la que se iniciará –al igual que la anterior– a las 11:00 hrs.

Cacerolazo
Movimiento Indignados
Marcha
Movimiento Indignados

La versión conspirativa

Ya terminada la marcha del domingo, ese mismo día el vocero de la Coordinadora NO + AFP, Luis Mesina, informó –y así lo replicó el diario El Mostrador, su par La Tercera y Radio Bío-Bío, entre otros medios– que la próxima movilización sería el miércoles 10 de agosto. Esto dio pie para que en las redes sociales, especialmente en Facebook, se instalara la confusión porque desde Indignados se indicó que en realidad esto sería el domingo 21 de agosto.

Además, en las 72 horas post-marcha se viralizó con fuerza –y así ha sido hasta ahora– una suerte de espantapájaros que denuncia la injerencia de la CUT y grupos político-partidistas. En esta verdadera bola de nieve, principalmente a la Central Unitaria de Trabajadores se le acusa de llamar y organizar la actividad del 10 de agosto, versión conspirativa que apunta al Partido Comunista (PC) y por sobre todo a una supuesta operación digitada por La Moneda.

Según lo que ha podido investigar este diario, la fuente del rumor sería la siguiente imagen:

Facebook

Al mismo tiempo es importante recalcar que luego revisar todos los medios oficiales de la CUT (página web, cuentas de Twitter, entre otros), en ninguno se hace un llamado explicito o alusión al 10 de agosto como fecha de una protesta en contra de las AFP organizada por la misma central.

En la red social de 140 caracteres, por ejemplo, solo aparecen mensajes sobre la marcha del domingo en los que la CUT y su presidenta, Bárbara Figueroa (PC), participaron. Eso sí, siempre dejando en claro que la organización sindical se plegó y en ningún caso convocó.