El hotel-cárcel de Punta Peuco por dentro

Recinto, en que cumplen condena violadores de derechos humanos, tiene hasta una cancha de tenis.

Los bergeres de ecocuero frente a un televisor plano de más de 40 pulgadas de arriba son solo algunas de las comodidades que hay al interior del Centro de Detención Preventiva y Cumplimiento Penitenciario Especial Punta Peuco, recinto –en teoría– carcelario donde cumplen condena los civiles y militares condenados por violación de derechos humanos durante la terrorista dictadura cívico-militar que en Chile se extendió entre los años 1973 y 1990.

La información está consignada en un informe realizado por el Instituto Nacional de Derechos Humanos. Según el escrito, al que accedió El Desconcierto, en Punta Peuco “no se observaron restricciones al derecho a la salud, pudiéndose constatar que su situación es adecuada y, en todo caso, sustancialmente mejor a la de los demás penales del país”.

Lo anterior, sostiene el documento entregado –entre otras personas– a la presidenta Michelle Bachelet, queda claro al verificar que los internos tienen acceso asegurado a una importante cantidad de medicamentos, así como a una enfermera, cuatro paramédicos, un kinesiólogo, un dentista e incluso un psicólogo.

Pese a que desde las familias de los reclusos y la derecha en general se insiste en que las condiciones de Punta Peuco vulneran los derechos humanos de los violadores de derechos humanos, en la investigación del INDH se establece que, solo como ejemplo, en lo relativo a la infraestructura sanitaria la realidad dice lo contrario: “todo el equipamiento médico y mobiliario se encontraba en condiciones óptimas. Además, el espacio aseguraba una atención segura y privada de los pacientes”.

“Frente a la enfermería se encuentra el box de atención odontológica, el que cuenta con equipamiento aparentemente nuevo”, detalla asismismo el Instituto.

Match point

El organismo –cuyo directorio está cuoteado binominalmente, entre integrantes del oficialismo y de la oposición– recalca también que deben existir “consideraciones especiales en relación a los beneficios carcelarios”. Esto, teniendo en cuenta que quienes llegaron al recinto lo hicieron por haber cometido delitos de lesa humanidad.

cancha_tenis_punta_peuco_25032017_indh_el_desconcierto

Cancha de tenis al interior de Punta Peuco | INDH/El Desconcierto

“El otorgamiento de beneficios intrapenitenciarios requiere ser armónico con la obligación de los Estados en materia de sanción a responsables de crímenes de lesa humanidad”, agrega.

patio_punta_peuco_inpost_2_25032017_indh_el_desconcierto

Patio al interior de Punta Peuco | INDH/El Desconcierto

De acuerdo la entidad independiente del Estado, dichas decisiones “no pueden significar que se impongan penas ilusoria”.

También, en elrepublico.com