Mirko Macari: las municipales 2016 son “un primer plebiscito”

Periodista dice que la abstención “sí tiene un componente de mensaje político”.

Como uno más “de los ciudadanos desencantados del sistema” se definió Mirko Macari, antes de reconocer que no fue a votar en el marco de las elecciones municipales de hoy, según dijo a la radio Bío-Bío. En esta última el periodista analizó el proceso electoral de esta jornada, respecto al cual –sostuvo– “hay una primera lectura grande, que este es un plebiscito sobre el estado de salud de la democracia”.

“Esta es la primera elección que hay después de los casos de platas políticas”, los que “impactaron tan fuertemente que se tuvo que hacer una ley para cambiar el financiamiento de la política, y con eso estamos viendo por primera vez una campaña donde no predomina la cantidad de lucas que tenga un candidato para poner determinada cantidad de veces su cara en la calle”, agregó el director de El Mostrador. Asimismo, explicó que esos cambios son un “paso saludable, y es necesario pero no suficiente”.

En ese sentido, a juicio del profesional “hoy día una primera lectura va a ser la cantidad de gente que no va a votar”.

“A veces en los 90 –y entrados los 2000– no ir a votar era sinónimo de ser amigo del chino Ríos, la desidia, el ‘no estoy ni ahí’; se entendía que tu vida ocurría al margen de la política. Hoy día buena parte de la ausencia de electores tiene que ver con la rabia y el desencanto de esos electores con el sistema porque vieron la luz, vieron lo que pasaba detrás de la cortina y no les ha gustado. Y si bien se han hecho algunos cambios, los cambios realmente importantes están pendientes”, aseguró.

“Y entonces, un primer nivel de lectura tiene que ver con eso, con cómo la ciudadanía presiona al sistema político para debilitarlo y para hacerle ver la urgencia de cambiar las reglas, porque nos quieren decir que la democracia es elegir entre fulanito, zutanito y menganino. Y la realidad es que llevamos mucho tiempo eligiendo entre fulanito, zutanito y menganino pero no cambiamos las reglas”, prosiguió.

“Esto no es un asunto de personas, es un asunto de reglas”, remarcó.

“Finalmente los partidos políticos –en esta partidocracia que se ha transformado el sistema chileno– controlados por caciques partidarios son los que van a tener control de tal o cual alcalde ¿no? para todo estos asuntos que les competen –la licitación con la inmobiliaria, el cambio de reglamento, el poner al tipo apitutado en la municipalidad– y eso no ha cambiado. Entonces, es un primer plebiscito sobre eso, y lo primero que tenemos que fijarnos es el número de la abstención porque esa abstención, a diferencia de otras veces, hoy día sí tiene un componente de mensaje político”, continuó.

“Votar no es bueno ni malo, depende del contexto”, concluyó.

También, en elrepublico.com