Jaime Mañalich acusa que lo de Beatriz Sánchez “no es serio”

“El Estado no puede ser conducido por aficionados”, remarca el ex ministro de Piñera.

Como el hecho político de la semana. Así calificó hoy Jaime Mañalich al acto de lanzamiento de la candidatura presidencial de Sebastián Piñera, cuyo gabinete, en el Gobierno anterior, integró como titular de Salud.

La posición del ex secretario de Estado fue rebatida en “El Primer Café” de Radio Cooperativa, lugar donde la expresó y sostuvo. Ahí se le recordó que Beatriz Sánchez anunció su disponibilidad para ser candidata presidencial.

En esa línea el abogado DC Jorge Correa Sutil, uno de los panelistas del espacio radial, aseguró que “la novedad está en que los jóvenes del Frente Amplio hayan optado por la periodista Beatriz Sánchez; en el acto de Piñera no hubo ninguna novedad”. Mañalich no dejó pasar lo anterior y respondió con un evidente ninguneo: “ella [se refiere a Beatriz] es una persona extraordinariamente amable, simpática, inteligente y con opinión. Sin embargo, lo que hay que señalar es que hay que reconocer que el Estado –y ahora más que nunca– es un ente extraordinariamente poderoso que marca el destino de la persona de a pie en su empleabilidad, en sus perspectivas económicas, en una serie de cosas. En ese sentido, quien administre el Estado no puede ser un aficionado. Al concebirlo de esa manera, es un bonito gesto poner una figura ahí, pero no es serio”, agregó.

“En todas las elecciones presidenciales ha habido gente curiosa en la papeleta, Manfred Max Neef, Francisco Javier Errázuriz, Arturo Frei Bolivar, en todas las elecciones aparecen personas que representan cualquier cosa y que al final no representan nada. Y por eso no sería raro que en esta elección también así lo fuera”, continuó.

Según el ex ministro, “las candidaturas de Alejandro Guillier y Beatriz Sánchez son de alguna manera canibalistas, vale decir: la candidatura de Sánchez significa la perdida absoluta de posibilidades de Guillier de ganar la presidencial”. Y agregó que “es curioso” que –a su juicio– Beatriz ahora le haya dado “una apuñalada” a Guillier para dejarlo “en la práctica fuera de candidatura”. Esto, teniendo en cuenta que la periodista y su par son “dos personas que han trabajado juntas, que se manifestaban leales”.

Por último Mañalich precisó que “no existe esa cosa de ‘periodistas neutros’. Es cierto que Beatriz Sánchez ha sido extraordinariamente crítica, difícil cuando se trata de autoridades que pertenecen a la centro derecha. Pero cuando se trata de políticos de izquierda no ha sido así”, reclamó.

También, en elrepublico.com