Macari y pedrada a Luksic: parece que le cayó un pedazo del país

Periodista cree que “ese hecho es sintomático de algo muy profundo que está pasando en Chile”.

“Por qué”. Para el periodista Mirko Macari esa es la pregunta que se debe hacer en el caso de la pedrada que Andrónico Luksic Craig recibió el lunes –a su salida del Centro de Justicia de Santiago– tras entregar su testimonio en el Octavo Juzgado de Garantía, en el marco de la querella, por injurias con publicidad, que el empresario más rico y “poderoso” de Chile interpuso en contra del diputado ex RN Gaspar Rivas.

“En rigor, en término de agenda pública, hay un doble episodio de poder empresarial esta semana: el piedrazo a Andrónico Luksic y la noticia de la colusión de los pañales“, sostuvo ayer el también director del diario El Mostrador, en su columna “Mejor no hablar de ciertas cosas” en Radio Bío-Bío.

“Y el piedrazo… bueno, Andrónico Luksic dijo que el país se estaba cayendo a pedazos; parece que le cayó uno de esos pedazos en la cabeza”, agregó.

“Yo creo que hay una dimensión –no sé, ética– en que nadie puede decir ‘oye, que bueno que le tiraron un piedrazo a Andrónico Luksic’… es malo, ¿no? Pero a mi me interesa la dimensión de comprensión del fenómeno. La pregunta es por qué hay tanta rabia que alguien deliberadamente puede tirarle un peñascazo a Andrónico Luksic en la cabeza. Qué está pasando que este año los empresarios pasaron de ser héroes a villanos”, dijo.

“O sea qué pasa que le van a tirar una piedra a Andrónico Luksic pese a que dio $4 mil millones de pesos y la Teletón logró la meta, gracias al aporte de la Familia Luksic en definitiva. Yo creo que ese hecho es sintomático de algo muy profundo que está pasando en Chile. Hay una rabia sin lugar a dudas. Esa rabia no se va a acabar por decreto porque digamos ‘esto no puede ser’, ‘esto es incivilizado’ o ‘esto está excediendo los límites del estado de derecho’, porque lo notable que tiene el episodio del piedrazo a Andrónico Luksic es que esto ocurre a la salida del tribunal”, prosiguió.

“Andrónico Luksic va a declarar al tribunal justamente para hacer valer su honra; es decir, desafuera a un diputado, la Corte le otorga el desafuero del diputado Rivas –que se pasó 20 pueblos, 50 pueblos quizás de revoluciones respecto de Andrónico Luksic al tratarlo de ‘hijo de puta’, de gran ‘hijo de puta’ en la testera de la Cámara de Diputados– y finalmente nada de eso conjura en términos de ‘oye, pobre Andrónico Luksic que lo están vapuleando'”, explicó.

‘Hasta cuándo, no todo tu dinero es legítimo’

“Entonces hay un proyecto, Alto Maipo, al cual entra hace poco la Familia Luksic como accionista minoritario. Pero sin embargo la gente no va a protestar contra la empresa que es accionista mayoritario [la multinacional estadounidense Aes Gener], va a protestar contra Luksic porque Luksic se transformó en un símbolo”, recalcó el profesional.

“Andrónico Luksic tiene que entender que él es un símbolo de esta suerte de péndulo que lleva este poder absoluto que tenían los empresarios, ¿no? Este temor reverencial que inspiraban –en políticos, en medios, en todos– a ser objeto de escarnio público porque hay encerrada […] en la forma de acumulación de riqueza del empresario en Chile durante los años de la transición, la profunda idea de inequidad e injusticia; no es una riqueza justa”, explicó Mirko Macari.

“Esa idea no está quizá verbalizada, pero está instalada en el fondo… ‘y hasta cuándo, no todo tu dinero es legítimo’. Y entonces no puedes ganar dinero a costa de destruir una comunidad, en este caso toda la que se da en torno al Cajón del Maipo, que unánimemente rechaza la construcción de la represa, de la central ahí en el Río Maipo; en el caso de los estudiantes y los créditos con los bancos, por los créditos CAE; en el caso Caval, el abuso de autoridad. Todas esas cosas las representa Andrónico Luksic, para bien y para mal”, concluyó.

También, en elrepublico.com