País

Archivo | Flickr/minjuchile

La sensación que queda tras el discurso de Piñera, según Navarro

Candidato a la presidencia le da en el suelo al imputado por el caso Bancard.

El candidato presidencial de Partido País, Alejandro Navarro, dijo haber quedado “con la sensación de cuando un delincuente sale libre y se jacta en público”, tras la proclamación presidencial de Sebastián Piñera ayer por la noche en Quinta Normal.

Según el senador, “lo que busca Piñera es el manto protector del candidato presidencial; dentro de poco, su vocera va estar acusando al Ministerio Público de persecución política en el marco de los procesos judiciales en su contra que recién comienzan”.

Y agregó que “en este caso las víctimas son todos los chilenos, que ven con amargura como la puerta giratoria funciona también para la elite”.

“Porque son todos los chilenos los que sufren las consecuencias cuando Sebastián Piñera elude el pago de miles de millones en impuestos a través de empresas sin actividad o de paraísos fiscales, impuestos que podrían haber sido utilizados en la construcción de hospitales o en la contratación de médicos”, expresó.

El aspirante a la presidencia aseguró al mismo tiempo que “Chile pagará costos en su imagen internacional, porque tener un candidato presidencial que está siendo investigado por la justicia no solo en Chile, sino que también en Perú y Argentina, solo hará que nuestro país aparezca en las páginas rojas de Transparencia Internacional”.

Es por eso que a juicio de Alejandro Navarro, la proclamación de Sebastián Piñera “solo demuestra la baja calidad moral de la derecha, una derecha que perdió la vergüenza, que naturalizó la corrupción; lo que escribió hace solo unos meses Hernán Larraín, siendo presidente de la UDI, respecto de que no apoyarían candidatos con problemas judiciales, anoche fue borrado con el codo”.

“Basta ver las notas de prensa de la proclamación para observar que dos de cada tres personajes presentes están procesados por la justicia o siendo investigados”, recordó.

Para el legislador “es insostenible la tesis de que Piñera cumple con los requisitos para ser candidato porque no ha sido condenado, cuando todos los chilenos conocen la habilidad que tiene Piñera no solo para eludir impuestos, sino también para eludir a la justicia”.

Asimismo, Navarro apuntó al “prontuario delictual” del inversionista, el que “da para un libro. Un libro que comienza el 28 de agosto de 1982 cuando Sebastián Piñera fue declarado reo por el fraude en el Banco de Talca”.

“Si tan solo miramos los últimos diez años nos encontramos con un candidato presidencial que está involucrado en el caso Cascadas, Penta, en la licitación fallida del litio, Panamá Papers, las coimas de LAN en Argentina, la compra de la pesquera Exalmar justo cuando Chile perdió territorio en La Haya”, continuó.

“Un candidato que como presidente compró mediaguas a sobreprecio, equipos antinarcóticos a sobreprecio, que gastó más de $30 mil millones en un Censo mal hecho, que nos puso en ridículo a nivel internacional con el Puente Cau-Cau, que perdonó $125 millones de dólares a Johnson’s y podría seguir”, sostuvo el parlamentario. Y lanzó: “cuando Piñera decía que a los delincuentes se les acabó la fiesta, la verdad es que la verdadera fiesta iniciaba al interior de su propio Gobierno”.

Navarro dijo que “esta actitud de la derecha, proclamando a un imputado, solo ratifica mi convicción de ser candidato presidencial e impedir que Piñera sea presidente”.

“Lo primero que haré en mi Gobierno será impedir que los delitos de corrupción prescriban e impedir que funcionarios públicos inviertan en paraísos fiscales, proyectos de ley que hemos presentado y que el Gobierno no les ha dado urgencia”, acusó el senador.

“Es por eso que Chile necesita una tercera fuerza; saludo la candidatura de Alberto Mayol, así como la decisión de Beatriz Sánchez, quien de forma valiente ha salido de su zona de confort para enfrentar este momento histórico”, afirmó Navarro.

Finalmente el candidato presidencial de Partido País señaló que “la única posibilidad real de enfrentar a la derecha y a la Nueva Mayoría, es que todas las fuerzas políticas que están fuera del duopolio lleven un candidato único; como Partido País estamos disponibles para enfrentar una primaria legal que determine cuál es el liderazgo más competitivo para enfrentar la próxima elección presidencial”.