Ayer por la noche, antes de que el imputado Sebastián Piñera anunciara oficialmente su candidatura presidencial, Mario Sepúlveda, uno de los 33 mineros, tomó la palabra –en el mitin llevado a cabo en el Parque Quinta Normal, en Santiago– para llamar a un fuerte “ceacheí”, en plena transmisión televisiva.

Lo anterior iba como siempre hasta que el grito terminó. Fue ahí que parte de los casi 1.500 asistentes al evento completaron el cántico así: “viva Chile y Pinochet”, frente al Museo de la Memoria y los Derechos Humanos. La cita textual se convirtió inmediatamente en trending topic (tendencia) en Twitter; es decir, en uno de los temas más comentados en la red social de microblogging, lo que se entiende al tener en cuenta que antes además se había cantado “Gracias a la vida” de Violeta Parra. Todo muy surrealista.