En su nefasto Gobierno, que se extendió de 2000 a 2006, el PPD Ricardo Lagos Escobar instaló la peor política del último tiempo: el Crédito con Aval del Estado, cuya deuda –estimada ya en sobre los $8 mil millones de dólares, algo así como el total que debería recaudar la tibia reforma tributaria de la administración Bachelet II– ha tenido que ser cargada en parte por los estudiantes y sus familias, debido a que accedieron al mencionado voucher, el más emblemático de la educación de mercado, para poder ir a planteles muchas veces al menos de dudosa “calidad” pero muy lucrativos para sus dueños.

En el fondo, no solo una mala señal

El también PPD Sergio Bitar, entonces ministro de Educación de Lagos, junto a su correligionaria Pilar Armanet crearon el CAE, un negocio redondo para los bancos que aún defienden con fuerza. Por pura coincidencia, qué duda cabe, Armanet terminó como rectora de la Universidad de las Américas, empresa –filial de Laureate, multinacional con base en Estados Unidos, donde se transa en bolsa– que ha recibido miles de millones de pesos tanto por el CAE como por la gratuidad impulsada por el Gobierno actual; por su parte, Bitar ahora ejerce un rol clave en el comando del candidato presidencial oficialista Alejandro Guillier, de quien además de cercano, es coordinador general de campaña.

Desde hace unos días que la tarea de Bitar es el diseño para enfrentar al candidato presidencial de la derecha, el especulador bursátil Sebastián Piñera, en una segunda vuelta. Este escenario se concretó en la elección del domingo, donde la gran sorpresa fue el Frente Amplio y su candidata, Beatriz Sánchez, quien –impulsada, entre otras cosas, por su impugnación del CAE, la mercantilización de la educación y en general de la Concertación– se posicionó en el tercer lugar con más del 20%, muy cercana a Guillier, en segundo lugar con 22%.

En una entrevista difundida ayer por La Tercera, diario que es propiedad del banquero súper rico Álvaro Saieh, Bitar afirma que Guillier está en la papeleta del balotaje por “su carácter independiente, creíble, honesto, confiable y cercano” y que “mucha de nuestra gente, especialmente los técnicos, políticos y dubitativos, hoy día se van a sumar”. En ese sentido, el ex ministro de Lagos destaca que este último le haya dado su apoyo al aspirante de Fuerza de la Mayoría: “La señal que ha dado el ex presidente la veo muy importante, porque eso también involucra a mucha gente de capacidad técnico-política a que se sume y espero que el ex presidente Frei haga lo mismo”.

No está de más recordar que el DC Eduardo Frei Ruiz-Tagle, ex jefe de Estado aludido arriba, se encuentra estrechamente ligado, por ejemplo, al caso SQM, el más conocido de la trama de corrupción que tiene entre sus líneas de investigación el dinero que fluyó mediante boletas y facturas ideológicamente falsas.

Consultado por cómo atraerán al voto del Frente Amplio, Bitar agrega: “Cuando al final se ven las opciones reales se tiene que optar. En política, uno no opta por los ideales del cielo, sino por lo que hay”.

Asimismo, dice sobre la reacción, digamos, no muy positiva que alguien como él genera en el FA: “Son algunos tipos un poco sectarios más que políticos. Los políticos pueden decir eso para diferenciarse en momentos electorales, pero en estos momentos si se quiere ganar a la derecha, ¿alientas las diferencias internas o las unes? Unes”.

El coordinador de Guillier concluye asegurando que el 22% que apenas logró le da toda “la autoridad política de conducción de las fuerzas progresistas para guiar el rumbo de Chile”.