“Para nosotros lo importante es que haya señales de avanzar en determinada dirección y hemos tenido diferencias sustantivas con la Nueva Mayoría muchas veces en estos temas”, advirtió ayer –en conversación con Radio Cooperativa– Gabriel Boric, diputado del Movimiento Autonomista, sobre un eventual acercamiento del Frente Amplio con el oficialismo de cara a la segunda vuelta presidencial, donde el abanderado Alejandro Guillier, se medirá con su par de la derecha, el especulador bursátil Sebastián Piñera.

El también reelecto parlamentario remarcó que para lograr acuerdos que impidan el triunfo de Piñera el 17 de diciembre, desde el punto de vista del FA hay “ciertos elementos que son esenciales, como un impuesto para los súper ricos que tienen patrimonio de más de tres millones de dólares, para poder distribuir la riqueza en Chile; terminar con las AFP y no seguir maquillándolas; un seguro único de salud que permita terminar con las isapres en lo que es la salud en Chile; una descentralización efectiva, la recuperación del agua como bien público”.

Sin embargo, “esos son temas que no le escuchamos con claridad a la candidatura de Fuerza de Mayoría y, por lo tanto, ahí es donde están las diferencias”, recordó Boric.

Más claro, imposible

Quien efectivamente no deja lugar a dudas es un integrante del comité estratégico de Guillier, Patricio Tombolinini. En una corta entrevista difundida hoy por La Segunda, el militante PR es consultado sobre si su candidato debería comprometerse por ejemplo con la Asamblea Constituyente, uno de los puntos más importantes del programa de la ahora ex candidata del FA, Beatriz Sánchez, quien quedó tercera, a solo dos puntos de Guillier en primera vuelta.

Respecto a la AC, Tombolini señala que “las cosas no se hacen mejor por hacerse apuradas. Hay compromisos en el programa de Guillier de hacer una reforma a la Constitución, continuar con una serie de reformas y mejorar aquellas políticas públicas que han generado ruido”.

“Él debe renovar su compromiso programático a la luz de la elección”, asegura.

En cuanto al punto del fin de las AFP, otro de los pilares del FA, el estratega sentencia: “El sistema de pensiones está cuestionado y hay que estudiar modificaciones de manera seria y responsable. Lo peor que podemos hacer es mirar el sistema de pensiones como un tema ideológico, sino que debemos hacerlo como uno instrumental”, algo en lo que a continuación insiste: “No es un tema ideológico, pagar buenas pensiones es un tema instrumental”.