Le dejó la puerta abierta en enero, mismo mes en que se la cerró. Sin embargo, hoy finalmente lo anunció: Beatriz Sánchez está dispuesta a ser candidata presidencial por el Frente Amplio. La reconocida y laureada periodista lo confirmó en su programa Combinación Clave, de Radio La Clave, donde leyó su último editorial despidiéndose así de sus auditores.

“¿En qué consiste la responsabilidad? ¿Cuál es el peso que tiene esa palabra en especifico?”, preguntó la profesional. Y agregó: “esta pega, la de periodista, debe ejercerse con responsabilidad… bueno, al menos se intenta, no sé si siempre se logra”.

“Me parece que es responsable fijar un punto de vista. Me parece que es responsable decir lo que pienso. Me parece responsable señalar por quién voté en las últimas elecciones, por ejemplo. Todo eso me parece que lejos de jugar en contra de lo que hago, juega a favor”, sostuvo, porque “es más honesto, es más transparente frente a ustedes, los auditores, las personas”.

“Aquí, en Radio La Clave, se abrió un espacio de debate. Tuve la gracia de recibir la confianza para liderar un espacio de opinión… y digo ‘la gracia’ porque es difícil encontrarlo, porque en momentos en que todos desconfían, que confíen en uno es algo bien excepcional. Y me gusta porque aquí hacemos un periodismo que no se calla lo que piensa, lo que encuentra”, prosiguió.

“Somos unos de los países más desiguales del mundo y no solo en ingresos económicos, no me refiero solo a eso. Somos un país tremendamente desigual –dolorosamente desigual diría yo– entre hombres y mujeres, entre los que vivimos en la capital, por ejemplo, y los que viven en las regiones; entre los dueños de las AFP y sus cotizantes, y así podríamos incluso seguir por horas”, dijo.

“Es aquí donde nos atrevimos a cuestionar las ideas instaladas en Chile como absolutos”, recordó “la Bea”, como es conocida. “Cuando nos dicen que lo más importante es el crecimiento, desde aquí, desde este tribuna, nos preguntamos: ‘¿Quién crece cuando Chile crece?’. Cuando nos intentan convencer que el sistema de AFP tiene ripios, pero se puede mejorar, desde aquí afirmamos que es violento que los jubilados reciban $150 mil pesos como pensión. Cuando Chile aparece como el país de los vivos frente a los huevones, desde esta tribuna nos planteamos que preferimos pasar por huevones que por vivos. Cuando se alaba el progreso del país y se enumera los bienes a los que acceden los chilenos en los últimos veinte años, es desde este mismo espacio donde insistimos en que no somos consumidores sino ciudadanos, y que la felicidad no es solo tener la tele más grande sino también vivir con áreas verdes, con mayor conectividad y también con acceso a espacios públicos”, continuó.

Lista para el piscinazo

Acto seguido, Beatriz Sánchez aclaró que estaba en sus “últimos minutos” frente al micrófono de La Clave, “y quién sabe por cuánto tiempo más”, y que le pidió permiso a la emisora “para poder contarles a todos ustedes por qué me estoy despidiendo”.

“La directivas de Revolución Democrática y del Movimiento autonomista se acercaron y me propusieron ir más allá. Me propusieron, la verdad, acompañarlos en un camino para un Chile que buscamos distinto, para un país que sea más humano, para un país más colectivo, para un país donde la política la hacemos todos: ustedes, nosotros… todos. Por primera vez en mi vida dudo si el periodismo es el mejor lugar para que yo intente ayudar a construir un Chile más justo”, expresó la periodista.

“Fue una reunión, la verdad, bien emocionante, que me tiene dudando. Ellos deben decidir con sus bases, con sus propios militante en un proceso que deben definir como partidos”, advirtió. Recalcó al mismo tiempo que “mientras yo dude no puedo usar este espacio en que estoy, y que compartimos todos los días con ustedes” porque “eso no sería justo ni con ustedes, que son los auditores, ni tampoco con el equipo que cada día hace este programa, ni con las autoridades de la Radio La Clave –que se han portado muy bien, fantástico la verdad– ni para nuestros invitados, ni para los auspiciadores… la verdad, para nadie”.

“Ya había dicho públicamente, y también en forma privada, que no me sentía capaz de ser candidata presidencial. Y para ser sincera, y bien sincera, aún no me siento… o no lo siento. Y no sé si alguna vez uno siente esa certeza. Pero me hace mucha ilusión un país donde cualquiera puede llegar a ser presidente y que eso no dependa de las lucas que se tiene, del colegio donde se estudia o del apellido que se tenga”, reconoció.

“Y dudo porque si bien me apasiona esta pega, ustedes ya lo saben, creo que tienen algo de razón cuando me dicen que tal vez mi aporte hoy podría ser mayor desde otro lugar. Tengo que pensarlo, no estoy cien por ciento segura, pero mientras no esté segura dejo en las mejores manos este espacio que quiero tanto. Es lo responsable y es parte de la responsabilidad de ejercer este oficio… bueno, gracias por todo a la radio, al equipo, a ustedes, a todas, a todos. Y creo que sí nos vamos a reencontrar de nuevo”, concluyó evidentemente emocionada.