Ya no hay vuelta atrás. Hoy la carrera a La Moneda entra a su recta final, con apenas un mes de campaña por delante y en ella, oficialmente, ocho aspirantes a la jefatura del Estado. Uno de éstos es el senador en cupo PR Alejandro Guillier, quien –a tan pocos días de la primera vuelta– aún no prueba que las firmas que presentó al Servicio Electoral para inscribir su candidatura no vienen del narcotráfico.

Las sospechas en torno al aspirante de Fuerza de la Mayoría, ex Nueva Mayoría, tomaron fuerza el pasado domingo 1 de octubre por la noche, cuando TVN emitió la investigación de Informe Especial que da cuenta de los nexos directos del circulo más estrecho del alcalde de San Ramón, el vicepresidente PS Miguel Angel Aguilera, con una banda de narcotraficantes que entró a ocupar cargos, todos remunerados, en la municipalidad de dicha comuna del sur de Santiago.

Aguilera fue una persona clave tanto en el refichaje del Partido Socialista –al cual aportó alrededor de 8.000 firmas, de un universo final superior a las 35.000– como en la campaña de recolección de rubricas que, en su calidad de independiente, Guillier tuvo que impulsar para estar en la papeleta del domingo 19 de noviembre. En este caso, el cuestionado alcalde capitalino participó activamente, lo que quedó registrado en una foto –que data del sábado 3 de junio del año en curso– donde se le ve junto a Guillier en un acto –sí, por el motivo ya señalado– en San Ramón. Con esa instantánea hay otra, en la que el candidato a la Presidencia aparece con Aguliera y el jefe de gabinete de este último, Francisco Olguín, quien portaba una tobillera que le fue puesta por una condena por receptación.

Tibio y evasivo

Luego de conocido el inédito escándalo de corrupción ya consignado, la reacción de Guillier fue bastante tibia, limitándose a decir que se debe investigar, evitando así condenar todo con determinación. Además, cuando ha sido aludido por lo relativo a sus firmas, el senador ha respondido cambiando de tema, como pasó el viernes de la semana pasada, día en que expuso ante el Pleno de la Corte Suprema junto a casi la totalidad de sus pares.

“Yo todavía no veo que se exija a Guillier por parte de otra candidaturas que explique las firmas que lo llevaron a ser candidato presidencial”, lanzó entonces el independiente ex UDI José Antonio Kast, aspirante a La Moneda que agregó: “Para mí, su candidatura hoy está cuestionada, está la duda si son 1.500 o 3.000 firmas de personas que están vinculadas al narcotráfico”.

“La candidatura presidencial de Alejandro Guillier está absolutamente cuestionada, hoy vinculada a operadores del narcotráfico y él lleva muchos días sin decir nada”, recodó el diputado asimismo. Por su parte, el senador respondió ahí que Kast difundió “una calumnia, está atribuyéndome un delito”.

“Lo que está afirmando traspasa el ámbito de la política y se transforma en acusaciones sobre que yo estaría participando en delitos graves y gravísimos como es la droga y narcotráfico, etcétera”, remarcó.

Y no solo eso, porque ayer el senador dijo estar “decepcionado” por el emplazamiento hecho por la candidata de la DC, Carolina Goic, quien lo llamó a “aclarar” la turbia situación de sus firmas. Por esto, Guillier aseguró que le parece “una ofensa brutal a los vecinos de San Ramón que haya sectores políticos políticos que hoy mismo andan recorriendo las calles pidiéndoles el voto para diputados, para Core, y para otros cargos, y que no hagan presente ese doble juego”.

“Los habitantes de San Ramón no son narcotraficantes, y me parece horroroso que haya algunos que lo estén insinuando para sacar ventajas políticas. Qué pena, porque me decepciona escuchar esas cosas de gente que uno tiene una alta estima. No corresponde la bajeza cuando se trata de hablar de nuestros chilenos”, dijo.

“Cuida a tus hijos, dile a tu marido que retire la querella, lo vamos a cagar”

A lo del párrafo anterior se suma una denuncia –realizada durante la misma jornada– de Patricia Roa, la esposa del presidente del PS, Álvaro Elizalde. Ella señaló a Radio Cooperativa que se encontraba en Linares, en una actividad junto al referido ex ministro y candidato a senador por el Maule, cuando “fui amedrentada por un sujeto que venía en sentido contrario, que menciona mi nombre”. Entonces, “yo levanto la mirada, me agarra firme de un brazo y me dijo: cuida a tus hijos, dile a tu marido que retire la querella, lo vamos a cagar”.

Roa señaló a la citada emisora que no tiene “ninguna duda” de que lo sucedido tiene que ver con la acción legal presentada por Elizalde en contra del alcalde Aguilera por la información dada a conocer por TVN: “Mi marido nunca ha presentado una querella salvo la que presentó, como presidente del Partido Socialista, con ocasión del programa emitido por Informe Especial”, indicó la mujer.