Baja –por no decir casi nula– ha sido la participación ciudadana en las primarias municipales legales de la Nueva Mayoría y parte de su oposición política, aglutinada en Chile Vamos, llevadas a cabo este domingo en 93 de las 346 comunas del país con el fin de definir a los candidatos a alcalde en miras a las elecciones de octubre. Todo, pese al llamado impulsado principalmente por los canales de TV abierta, en los que se ha insistido hasta el hartazgo en que se debe votar.

El rechazo a la “clase política” y su “fiesta democrática”

Este proceso electoral, el primero de su tipo en la historia de Chile, fue presentado por el deslegitimado e impugnado sistema político local como una “oportunidad única”, tal como dijo ayer el secretario general del Partido Socialista (PS) y coordinador del bloque oficialista, Pablo Velozo, quien resumió la elección en una manoseada frase: “fiesta democrática”, la que –a ojos de la población– a estas alturas ya es ideológicamente falsa.

El punto anterior se puede confirmar al revisar las redes sociales, en las que los usuarios ha expresado su total rechazo a la “clase política”, en la que en realidad no hay colores políticos: “mientras menos voten, mayor el descontento. La falta de fe en que un político vaya a cambiar algo. Votan los familiares, para dar dinero y tener algún pituto. Ojalá que se pudra esta pseudo democracia. Basta de engañar e ilusionar, no hay derecha ni izquierda, solo interesados en dinero. Chile mío, me avergüenzas”, dice por ejemplo Felipe Andres Lasen Crossley a través de Facebook.

El plazo para sufragar finaliza durante la presente jornada, a las 18:00 horas. El primer cómputo, en tanto, será dado a conocer por el Servicio Electoral (Servel) 60 minutos después; es decir, a las 19:00 horas.