Fiscales lamentan renuncia de Gajardo y Norambuena

Y destacan investigaciones que "han dejado al descubierto una relación entre política y dinero que es y ha sido rechazada por la sociedad".

Mediante un comunicado, la Asociación de Fiscales lamentó la renuncia que sus partes Carlos Gajardo y Pablo Norambuena concretaron durante esta jornada y que el persecutor nacional, Jorge Abbott, minimizó.

En su escrito, la entidad señala: “Lamentamos tal decisión pues durante sus años en la institución aportaron con un trabajo profesional, serio y de calidad en investigaciones de una complejidad que difícilmente nuestro sistema procesal penal podía avizorar. Es innegable que su trabajo ha sido un aporte invaluable para el posicionamiento del Ministerio Público en la comunidad”.

“Estas renuncias constituyen una oportunidad para reflexionar sobre el fondo del asunto y es que estas investigaciones”, como Penta, SQM y Corpesca, “han dejado al descubierto una relación entre política y dinero que es y ha sido rechazada por la sociedad y por nosotros como miembros de la misma”, agrega.

En la misma línea, el grupo gremial manifiesta que “no podemos soslayar el hecho que las bajas penas asociadas a estos delitos permiten que cumpliéndose ciertos requisitos los imputados puedan optar a salidas alternativas, decisiones que, si bien técnicamente no merecen reparos, dejan al descubierto la incoherencia de nuestro sistema penal que admite posibilidades que producen una justificada molestia en la ciudadanía, puesto que finalmente los jueces no podrán pronunciarse sobre el fondo del tema, lo que resulta lamentable”.

Por último, advierte: “En todo caso, la decisión de llegar a una suspensión condicional en el caso del senador Moreira” por Penta, hecho que motivó la salida de los ahora ex fiscales Gajardo y Norambuena, “no era una obligación para el Ministerio Público. Se trata de una opción que es jurídicamente legal, pero opinable desde una óptica político criminal. Corresponde a quien ha tomado la decisión explicar porque se opta por un camino que difícilmente será entendido por la ciudadanía”.

Lo citado en el párrafo arriba no fue suscrito por la presidenta de la Asociación, Trinidad Steinert. La misma postura tuvo la directora Erika Maira.