Ayer en Argentina, donde se reunió con el mandatario Mauricio Macri en el marco de su gira internacional como candidato presidencial de la derecha, Chile Vamos, Sebastián Piñera acusó a Michelle Bachelet de dejar al país “empantanado”. Como ejemplo de ello, el inversionista aseguró que en su actual administración ella “destruye los trabajos, no mejora los salarios, no enfrenta con voluntad y decisión el grave problema de la delincuencia y la crisis de la salud”.

“La mayor satisfacción de un presidente es que, cuando deje el Gobierno, deje un país mejor que el que recibió, y yo creo que este Gobierno no puede decir lo mismo”, agregó.

Y bueno, quien le respondió fue la presidenta Bachelet: “Más que las críticas, a mí lo que me molesta es la postverdad, cuando se inventan cosas y todo el mundo empieza a opinar de eso que no es cierto”, afirmó, en entrevista con Radio Universo (El Mercurio). En ese sentido, recordó “esto de que el Gobierno es improvisador, de repente estamos dos años y medio con un proyecto de ley discutiéndolo afuera y dentro del Parlamento y ahí no hay nada de improvisado”, a lo que se suma que “este es el peor Gobierno de la historia de Chile”.

“La verdad es que cuando se dicen todas esas cosas o cuando se dice que este país está empantanado y que cuando llegue fulanito esto va a mejorar sustantivamente”, continuó, y arremetió contra Piñera: “Él también hizo declaraciones en este sentido, yo le preguntaría a Sebastián Piñera cómo lo hizo en varios de esos temas, como seguridad ciudadana”.

Según el Índice de la Fundación Paz Ciudadana (El Mercurio), en 2010, cuando Piñera llegó a La Moneda, el nivel de victimización nacional estaba en 34,2%, cifra que “llegó a un máximo histórico de un 43,5%” en 2014, cuando el otra vez abanderado dejó el Palacio, al que entró pregonando que a los “delincuentes se les acabó la fiesta”, la que en realidad se desató y prueba de eso es que el Gobierno de Piñera es el con más imputados de la historia.

Bachelet también expresó que no sabe lo que el candidato de la derecha “quiere decir con eso”, que a ella le importa “que el Gobierno ponga en el centro de las políticas públicas a las personas, y no sé lo que hace él, pero cuando yo comparo lo que hemos hecho nosotros versus lo que él hizo en esas mismas áreas, nosotros lo hemos hecho mucho mejor”, remarcó.

De acuerdo a dicho estudio, a diciembre de 2016 el 62% de los hogares no fue “víctima de un robo o intento de robo”.

Por último, la presidenta señaló que “más allá de eso, a mí lo que me importa y eso busqué en la Cuenta Pública del 1 de junio era mostrar lo que nosotros habíamos hecho con lo que había hecho el gobierno de Sebastián Piñera, ya que él insistía que nosotros éramos tan mal Gobierno”.

“Y la verdad es que las miles de personas que han recibido viviendas, que tienen a sus hijos en salas cunas y jardines infantiles, los programas como Chile Crece Contigo, esa gente opina bien distinto. Si para tanta gente que ha vivido por tanto tiempo en tan malas condiciones al final del gobierno va a vivir mejor, eso es lo que me importa”, concluyó.