Piñera no dijo que su gratuidad llega solo a 8% de estudiantes de CFT e IP

También, la diputada Girardi pide que se aclare mañosa mención del presidente sobre el lucro.

Por la mañana en La Moneda, con un discurso rimbombante el presidente Sebastián Piñera firmó el proyecto de ley que, a partir del próximo año, expande la gratuidad en el caso de los estudiantes de CFT e IP. La idea, de acuerdo al comunicado del Gobierno, es “darle un impulso a la educación superior técnico profesional como una opción de excelencia para responder a las necesidades del sector productivo”.

El presidente destacó que la iniciativa llegará “a todos los estudiantes pertenecientes a las familias del 70% más vulnerable de nuestro país”. Señaló también que “nuestro compromiso es llegar hasta el 90% de las familias más vulnerables de nuestro país”, siempre “de acuerdo, naturalmente, a las condiciones fiscales y a la capacidad de recuperar nuestro crecimiento”.

Eso sí, Piñera habló de porcentajes solo cuando le convino: no dijo que su proyecto apenas aplica al 8% (13.000 personas) de la matrícula de los CFT e IP. El Mostrador informa que ésta alcanza 502.729 estudiantes y de ellos, 154.000 ya tienen gratuidad y así aparece en el registro 2017 del Consejo Nacional de Educación.

Mañosamente, el presidente aprovechó para afirmar: “La gratuidad en la educación superior ha llegado para quedarse y no habrá lucro en la educación superior universitaria en nuestro país. Es un tema que la sociedad chilena ya discutió y ya zanjó, y también es un compromiso de nuestro Gobierno”.

¿Por qué mañosamente? Primero, porque el anuncio no era sobre el financiamiento universitario, no era el tema. En segundo lugar, porque pese a estar prohibido, con las universidades se puede lucrar y el grupo Laureate es un buen ejemplo de ello. Además, “gran parte de las instituciones que son centros de formación técnica, que son institutos profesionales, son instituciones con fines de lucro”, apuntó la diputada PPD Cristina Girardi, quien pidió que se aclarara la mención al supuesto fin del lucro.

“¿Cómo vamos realmente a asegurar que los beneficios le lleguen de verdad a las familias y a los jóvenes más pobres que hoy día están estudiando en estas instituciones, si éstas son con fines de lucro?”, preguntó la presidenta de la Comisión de Educación de la Cámara, que agregó: “No hemos tenido oportunidad de leer el proyecto aún, pero creo que sería un elemento sumamente importante aclarar este aspecto, porque ese va a ser uno de los puntos relevantes a la hora de decidir si es posible lograr el propósito planteado en el proyecto de ley”.

Faltando días para la marcha

Este anuncio parcial sobre la gratuidad se da a días de la primera marcha por la educación del año y de la segunda administración de Piñera. La manifestación –a raíz de fallo del TC que botó artículo con que se prohibía que universidades tuvieran controladores con fines de lucro– fue convocada por la Confech junto al Colegio de Profesores y otras organizaciones para el jueves de esta semana.