En la península de Cavancha, en Iquique. Ahí, pasadas las 11:00 horas de hoy, Fulvio Rossi se encontraba en una actividad de su campaña de reelección cuando –según lo que se sabe hasta el momento– dos desconocidos, por la espalda, lo apuñalaron en el abdomen, pero de manera superficial.

Paula Afani, encargada de prensa del senador, dijo a CNN Chile que Rossi fue encontrado tendido en el suelo por uno de sus brigadistas, quien lo llevó al hospital Ernesto Torres Galdames, donde –sin riesgo vital– está siendo evaluado con pronóstico reservado.

Afani además afirmó que Rossi “había recibido varias amenazas. La última que se dejó la denuncia en Fiscalía hace 15 días, más que nada por su política ofensiva contra la fuerza de la migración. Esos fueron los mensajes que le dejaron”, generalmente en su vehículo. Esta versión coincide con la de un hijo del senador, Franco, el que asegura –en un vídeo difundido en redes sociales– que los perpetradores señalaron al momento del ataque: “Te lo advertimos” .