“Desafortunadas” fueron, según el diputad PS Osvaldo Andrade, las declaraciones del ministro del Interior, Mario Fernández, quien dijo –en entrevista con la revista Capital– que la elección presidencial de 2017 será entre el ex presidente Sebastián Piñera y su par Ricardo Lagos Escobar, agregando en ese sentido que “lo otro es fantasía”, afirmaciones que cayeron tan mal en el Partido Radical que su presidente, Ernesto Velasco, pidió a la cabeza del secretario de Estado.

Respecto a la polémica, el también presidente de la Cámara sostuvo –según informa El Mostrador– que “tampoco haría de esto una crisis de envergadura que no es tal”. Asimismo, dijo que “en Chile se está haciendo una moda ante cada situación empezar a pedir renuncias, y pareciera ser que no nos preocupamos a resolver los problemas y pensamos que solo con la renuncia de las personas los problemas se van a resolver por sí solos”.

El parlamentario también instó a Fernández a no decir cosas inconvenientes en el ejercicio de su cargo pues “nadie lo obliga”. Esto, en referencia a que el ministro explicó que todo se dijo en off; es decir, no durante la interviú.

El palo a los ministros

El diputado además aprovechó esta oportunidad para pegarle un palo a los ministros en general, asegurando que “esta semana el Gobierno nos solicitó avanzar de manera acelerada en la aprobación del proyecto de ley sobre elección de gobernadores regionales, y lo que uno recibe de los ministros es ninguneo”.

“Yo pediría un mínimo de reciprocidad, y lo quiero decir directamente: así no se establecen los tratos de las personas de la misma coalición”, concluyó.