Jorge Ulloa entre autores de ley para levantar monumentos a Pinochet

Siendo diputado, militante UDI impulsó proyecto con que se pretendía homenajear al tirano en Santiago, Iquique y Valparaíso.

El miércoles 26 de diciembre de 2006 fue ingresado a la Cámara de Diputados un proyecto de ley que autorizaba la construcción de tres monumentos –en Santiago, Iquique y Valparaíso respectivamente– “en memoria del ex presidente” Augusto Pinochet.

Entre los autores de la iniciativa figura el UDI Jorge Ulloa, a quien el presidente Sebastián Piñera nombró intendente del Biobío; es decir, la autoridad regional recién asumida deberá inaugurar el Museo de la Memoria y los Derechos Humanos de Concepción.

“Es un deber recordarlo y homenajearlo como corresponde”

El día señalado arriba, el proyecto pasó a Sala. Sobre éste, quienes lo presentaron aseguraron que “resulta de toda justicia y representa un deber moral” hacer un homenaje a la memoria y obra del tirano, consigna el documento oficial de la sesión. De acuerdo al mismo, se agregó: “La obra del Gobierno militar, encabezado por el general Pinochet, no solo es innegable sino que representa uno de los aportes más importantes de nuestra historia política. Las virtudes del sistema democrático que hoy vivimos, y el bienestar económico, que por años nuestro país ha desarrollado, son herencia de las medidas implementadas durante el gobierno militar y, en justicia, es deber agradecerlas y reconocerlas”.

Y luego de justificar el golpe de Estado, se afirmó que “durante su gobierno, el ex presidente Pinochet condujo innumerables reformas que han permitido hacer de Chile un país sólido y confiable como el que es hoy. Innumerables son las tareas emprendidas durante su gobierno como también son innumerables los éxitos alcanzados, mientras la izquierda mundial se dedicaba a injuriar la labor del Gobierno, el presidente Pinochet se dedicó por entero a hacer de Chile un país mejor”.

Además, “el presidente Pinochet condujo a Chile con valentía y visión de estadista y lo situó en el camino del desarrollo y el progreso. Lo rescató desde las ruinas y lo transformó en el país del que hoy todos los chilenos nos sentimos orgullosos. Defendió su soberanía y reconstruyó su economía, y demostró que los chilenos podíamos ser ejemplo de fuerza creadora, cuando se nos convoca a trabajar en orden y tranquilidad”.

En resumen, las obras de Pinochet, como la Constitución Política y el Código del Trabajo, ambas normas aún vigentes, “han permitido el Chile actual”, ese “que tanto nos honra y del que tan orgullosos estamos”.

Del mismo modo, se destaca que “son innumerables los logros alcanzados durante el gobierno militar como también lo son las virtudes humanas del presidente Pinochet. Su estampa militar y su amor a la patria se ven reflejadas en cada una de sus actuaciones, y fueron siempre su única guía y aspiración”.

A juicio de los autores del texto, “el ex presidente Pinochet y su gobierno significaron un avance indesmentible para el país y negarlo sería negar la historia, por tanto en justicia corresponde y es un deber recordarlo y homenajearlo como corresponde, sin caer en pequeñeces que, en nada optan a la unidad nacional y a la paz social”.

Archivado

Finalmente, el proyecto de ley (boletín 4744-24) fue enviado a Comisión Especial de la Cultura y las Artes. Y cuatro años después, el martes 20 de abril de 2010, la propuesta fue archivada.