Archivo | Flickr/18965345@N00

La campaña propagandística de la derecha a nivel internacional

Banco Mundial manipuló datos de Chile para perjudicar a Bachelet

Economista jefe del organismo dependiente de Naciones Unidas se disculpa "personalmente con Chile" por el escándalo.

“Doing Business”. Así se llama el informe elaborado por el Banco Mundial (World Bank, en inglés), en el que se mide la competitividad del entorno empresarial de los países. En entrevista con The Wall Street Journal, el economista jefe del organismo dependiente de Naciones Unidas, Paul Romer, señaló que recalculará el ranking al menos cuatro años hacia atrás, debido a que fue manipulado mediante el reiterado cambio de su metodología… Que, supuestamente, es técnica.

Chile sería el principal afectado, algo que se puede apreciar en su clasificación “especialmente volátil” y “potencialmente contaminada por las motivaciones políticas del personal del Banco Mundial”, reconoció el mismo Romer.

De acuerdo al WSJ, las correcciones se concentrarán en el periodo que comprende el segundo gobierno de la presidenta Michelle Bachelet, donde Chile fue deteriorado sistemáticamente. Todo lo contrario sucedió durante la primera administración del hoy mandatario electo, Sebastián Piñera.

“Quiero disculparme personalmente con Chile y con cualquier otro país en el que transmitamos una impresión equivocada”, manifestó el economista jefe del Banco Mundial, quien se inculpó porque “no aclaramos lo suficiente”.

Más cautelosa que su ministro

Al respecto, por su parte hoy la presidenta Bachelet tuiteó: “Muy preocupante lo ocurrido con el ranking de competitividad del Banco Mundial. Más allá del impacto negativo en la ubicación de Chile, la alteración daña la credibilidad de una institución que debe contar con la confianza de la comunidad internacional”.

Quien se expresó con menos cautela fue el ministro de Economía, Jorge Rodríguez Grossi. Según este último, la manipulación de datos es “una inmoralidad pocas veces vista”.

El ministro también calificó los dichos de Romer de “francos y honrados, pero revela un escándalo de proporciones, porque lo que señala es que habría sido manipulada por el economista a cargo de su construcción”, Augusto Lopez-Claro, “de manera de hacer ver un deterioro económico durante el gobierno de la presidenta Michelle Bachelet, con intenciones básicamente políticas”.

Grossi dijo esperar que “la corrección del índice sea rápida, pero el daño ya ha sido hecho y es de esperar que no vuelva nunca más a ocurrir que se manipulen estadísticas con objetivos políticos, y menos en un organismo internacional como es el Banco Mundial”.

“Acá se nos ha perjudicado porque este índice es utilizado por los inversionistas internacionales. Esto tuvo una consecuencia irreparable. La inversión que no vino, ya no vino”, sentenció.