“Excusas” pidió ayer el PPD Ricardo Lagos Escobar, en Lo Prado. Esto, en medio de un acto –realizado a las 11:00 horas– de apoyo a Maximiliano Ríos, su correligionario que postula al sillón municipal de dicha comuna.

Frente a 50 vecinos –según El Mercurio– y tras responder consultas, el candidato presidencial de la Concertación apoyado por el empresariado dijo que durante su gobierno (2000-2006) hubo “cosas que se hicieron mal” de las que “no estamos orgullosos”. Acto seguido, agregó: “ustedes han sido muy cariñosos porque no han preguntado ni por el Crédito con Aval del Estado ni por el Transantiago”.

Poncho y charango

Respecto al CAE, el ex jefe de Estado sostuvo que “a medida que el país va aumentando sus ingresos por habitantes puede ir bajando la tasa de interés y resolver el problema”. Según el candidato que hace suspirar a CasaPiedra, en este caso la cuestión radica en que “Chile fue creciendo, y no hizo la tarea”.

Sobre si se puede eliminar el cuestionado crédito bancario –que en 2017 recibirá más de $700 mil millones de pesos fiscales– Lagos replicó: “es obvio que estamos en condiciones para dar ese paso”.

El histórico militante PPD se refirió también al Transantiago, el que fue diseñado durante su mandato. Comenzó explicando que pese a que nadie le obligó a “abordar el tema de los buses amarillos”, al final lo asumió siempre “con responsabilidad y sin dejárselo a quien viene”.

Lagos recalcó lo anterior y al mismo tiempo admitió que “no se hizo bien, porque había que tener un sistema tecnológico [de la empresa Sonda] que hasta el día de hoy no funciona bien para saber dónde están los buses”.

“Tengo que hacerme cargo de los temas, porque están ahí. No le saco el bulto a nada. Los cosas se hicieron mal, pido excusas; qué quiere que le diga. No le puedo achuntar a todo”, concluyó.