No son una prioridad. A juicio de René Saffirio, ese es el panorama que enfrentan los niños bajo el cuidado Servicio Nacional de Menores (Sename), cuya crisis –que explotó tras la muerte de Lissette (11)– derivó en una acusación constitucional –que no prosperó– impulsada por dicho diputado independiente en contra de Javiera Blanco, la titular del Ministerio de Justicia, del que al mismo tiempo depende el organismo ya referido.

Fue a través de Twitter que el legislador se refirió al millonario gasto del Gobierno en la restauración y remodelación de una iglesia evangélica. El monto destinado a este proyecto es de $5 mil millones de pesos; es decir, el doble de lo anunciado por la presidenta Michelle Bachelet para el “plan” en torno al Sename.

Requerido por la información del párrafo anterior, el diputado Saffirio afirmó que se demuestra que “las prioridades y recursos fiscales transitan por cuerda separada de las demandas de los más desvalidos de Chile”.

Twitter/renesaffirio
Twitter/renesaffirio