Hoy por la tarde el senador independiente –en cupo PR– Alejandro Guillier se convirtió formalmente en el precandidato presidencial del Partido Socialista. Esto, luego de que el Comité Central del PS designara –entre cuatro paredes, a través de votos secretos– al ex vocero de las Isapres como la carta del socialismo en el marco de las primarias presidenciales legales de la Nueva Mayoría, las que se fijaron para el próximo domingo 2 de julio.

Pese a la fuerte operación –que incluyó un importante despliegue mediático– del laguismo, el aspirante presidencial de ese sector, el ex presidente Ricardo Lagos Escobar (PPD), apenas obtuvo 36 votos. Es decir, quien se llevó casi todo el apoyo de dicha instancia cupular fue el senador Guillier, con 67 sufragios.

Los votos en blanco, en tanto, fueron cuatro.

Una estocada… ¿fatal?

Según el generalísimo de la campaña de Lagos, el PS Máximo Pacheco Matte, el ex mandatario hablará con la prensa mañana. Trascendió que ahí se referirá a la continuidad de su candidatura, la que está en la cuerda floja pese a contar con el apoyo del PPD.