La mañana de este miércoles, y después de 13 meses de una gestión marcada por la fricción, el ministro del Interior y Seguridad Pública, el DC Jorge Burgos, presentó su renuncia. La decisión fue aceptada por la presidenta Michelle Bachelet, quien nombró en dicho cargo a un correligionario del ahora ex secretario de Estado: Mario Fernández, el hasta hoy embajador de Chile en Uruguay.

Pese a que la presidenta de la DC, senadora Carolina Goic, sostuvo en La Moneda que la dimisión se debió a razones “personales”, minutos antes el diputado de la misma colectividad, Matías Walker, aseguró –en conversación con radio La Clave– que las “inconsistencias” políticas tenían harto a Burgos.

Asimismo, el integrante de la Cámara Baja deslizó una eventual candidatura presidencial del ex jefe de gabinete, el que –a su juicio– tiene muchas cosas que ofrecer al país.