País

Archivo | Mineduc

Insólita explicación de Delpiano sobre rol de bancos en educación

En el caso de la universidades, la secretaria de Estado dice que éstas no cumplen bien con el papel de empresas de cobranza.

La ministra de Educación, Adriana Delpiano, se refirió –en entrevista con CNN– a la continuidad del CAE en paralelo a la implementación de la educación universitaria gratuita. Lo anterior, en medio de fuertes criticas realizadas por diversos actores, que van desde estudiantes hasta rectores, quienes apuntan a que la eliminación de crédito no es parte de la reforma a la educación superior enviada ayer por el gobierno a la Cámara de Diputados para su tramitación.

Al respecto, la militante PPD sostuvo que “cuando haya gratuidad universal no se necesitará Crédito con Aval del Estado, eso es así; o sea, tiene un final posible”, dijo.

“El tema de los instrumentos no está descartado. Lo que dice la ley es que se mantendrán las ayudas estudiantiles en el tema de la transición. Tú no puedes quitarle –en miras de que llegarás a la gratuidad– a los estudiantes lo que son los apoyos estudiantiles, que son distintos”, indicó.

Cabe recordar que actualmente existen 5 formas de financiar los estudios universitarios: con dinero propio o el obtenido vía Fondo Solidario de Crédito Universitario, el que según Delpiano “en general tienen muchas veces menor retorno en el sentido de pago”; las becas, el crédito Corfo y el CAE.

“Nada indica que tengamos que quedarnos con esa fórmula a futuro, eso es perfectible”, afirmó la ministra.

¿”Pastelero a tus pasteles”?

Tal como consigna El Mostrador, el CAE ha sido un tremendo negocio para la banca privada. Las ganancias de esas instituciones con fines de lucro desde la creación del crédito, en 2005, durante el gobierno (2000-2006) del precandidato presidencial Ricardo Lagos Escobar (PPD), superan los $500 mil millones de pesos.

La ministra de Educación explicó que no se pueden sacar a esas empresas de la educación superior de un día para otro porque habría “que poner al Banco del Estado o algún crédito Corfo”, ya que lo contrario “significa que les estás entregando recursos públicos a todas las instituciones, los IP, CFT, para eso. Y la verdad de las cosas es que se usó a los bancos –y se bajó mucho el interés a un 2%– porque lo han hecho siempre. Los Bancos son mejores cobradores de lo que hacen las universidades con el Crédito Solidario, esa ha sido la razón, pero eso no tiene por qué seguir siendo así”.