País

Camila Vallejo pone al ministro de Hacienda en su lugar

Diputada PC le recuerda que es un secretario de Estado, no el presidente de Chile.

“Es bien importante reconocer que trabajamos muchas horas en Chile, pero lo que hay que hacer es ser más productivo para trabajar menos horas”. Esta cita es del ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, quien así se refirió al proyecto de ley –hoy declarado admisible en la Sala de la Cámara– que busca reducir la jornada laboral de los trabajadores.

Por su parte Camila Vallejo, quien presentó dicha propuesta, abordó –en entrevista con CNN Chile– la posición del titular de la billetera fiscal: “en el mundo se ha comprobado que más horas de trabajo no significa más productividad”, afirmó la diputada. Acto seguido, sostuvo que Valdés trata de decir “que hay que cargarle a los trabajadores la responsabilidad de la productividad de este país. Indirectamente dice que los trabajadores de nuestro país son improductivos”.

“Me gustaría que el ministro dijera cuáles son esos trabajadores que son improductivos, para saber. Porque o si no, es hablar en el aire”, agregó.

“Yo creo que los trabajadores no son improductivos. Yo creo que están agobiados por las altas horas de trabajo, y que estoy segurísima –y porque lo he conversado con ellos– que podrían hacer el mismo trabajo en menos horas”, sostuvo.

Además, la diputada apuntó a que “los mismos informes que se plantean en los grandes encuentros de empresarios señalan que la productividad no pasa por simple responsabilidad del trabajador. Tiene que ver con la inversión de de las empresas; tiene que ver con la innovación; tiene que ver con investigación en mejoras de los procesos productivos o en las operaciones dentro de una empresa”.

“Por ejemplo, más productividad significa disminuir las licencias médicas. ¿Por qué se presentan las licencias médicas y que generan un costo altísimo para el Estado y para las empresas? ¿Por qué? Por el agobio laboral”, aseguró. En la misma línea, sostuvo que “los accidentes laborales, que también son muy recurrentes en ciertos rubros productivos. Bueno, se disminuirían si es que, primero, los empresarios protegieran más a sus trabajadores para evitar accidentes. Y en segundo lugar, si es que tuviéramos menos agotamiento; trabajadores agotados son más propensos a tener accidentes laborales”.

“Entonces, hay muchos factores que nosotros ya los tenemos con estudios y en elementos de debate –porque también son aportes de la sociedad civil, de los trabajadores– que nos señalan que esto es viable, es posible y contribuye al bienestar no solo de los trabajadores, sino que incluso podría abrir un debate al interior de las empresas, de cómo –en conjunto, con los mismos empleadores– se mejora la productividad en un compromiso colectivo, mutuo, y no simplemente siempre echándole la culpa o la responsabilidad a los trabajadores”, continuó.

Es un ministro, no el presidente

“El ministro de Hacienda no es el presidente, no tiene la última palabra y no es dueño de la verdad; es un ministro de Hacienda. Y le corresponde, obviamente, velar por las arcas fiscales pero no velar simplemente por el bienestar o la felicidad de los empresarios, sino que poder aterrizar las políticas públicas y los programas de gobierno que lidera un presidente, una presidenta, en conjunto además con un parlamento; no puede desconocer la función parlamentaria”, respondió la diputada luego de ser consultada por el peso que ha tenido Valdés en La Moneda.

“Está bien que el ministro de Hacienda tenga una opinión, y tiene que darla, porque le corresponde dentro de sus atribuciones sobre todo cuando se trata de recursos de las arcas fiscales. Pero no es el que tiene que dar la última palabra, eso no es así, no puede ser así porque eso corresponde al Poder Ejecutivo en su conjunto, liderado por una presidenta y por otro lado, también, el Poder Legislativo”, sentenció minutos después.