País

Archivo

Ricardo Lagos, candidato del “mamito” Contreras ante Piñera

Según hijo de ex jefe de la DINA, si en 2017 la “familia militar” votará “por alguien, ese es Lagos”

Más que definido. Así está el voto de Manuel Contreras Valdebenito si es que la elección presidencial de 2017 es entre el ex mandatario Ricardo Lagos Escobar y su par Sebastián Piñera, escenario que ha sido armado por los medios del sistema.

Aunque dice creer que “entre las familias de los detenidos en Punta Peuco hay un ánimo de no votar”, para el hijo del fallecido ex jefe de la DINA, Manuel “mamo” Contreras, hay algo claro: en ese grupo “por ningún motivo van a votar por Piñera”. Al respecto, el “mamito” explica –en entrevista con El Mostrador– que el portazo a una repostulación de quien gobernó entre 2010 y 2014 “se dijo en un principio tras el cierre de Cordillera, pero ahora que asoma nuevamente como candidato, toma mayor fuerza”.

“Ya hay un acuerdo en la familia militar, que si tienen que votar por alguien, es por Lagos, porque de la derecha no quieren saber de ninguno, salvo del diputado [UDI Javier] Urrutia, pero que no es candidato”, agrega.

Ni perdón ni olvido

Sobre por qué Lagos, Contreras hijo sostiene que “por un lado, es para rechazar a quien fue desleal con los militares y sus familiares. En mi caso personal, siento que Piñera fue el responsable de la muerte de mi padre con el traslado que hubo del penal Cordillera a Punta Peuco. En el ámbito de la salud eso fue catastrófico para mi padre. Pero Lagos es un hombre correcto en sus decisiones, aunque nunca lo he apoyado. Él piensa en el bien mayor. Es mesurado, inteligente. Piñera solo piensa en él, no en Chile”.

Consultado respecto a otra opciones que representen a su sector, Valdebenito responde que “se está perfilando [el ex UDI José Antonio] Kast, pero si se ven las dos alternativas que se podrían dar entre alguien muy de izquierda [sí, se refiere a Lagos] o Piñera, vamos a votar por Lagos. Esto claro que se potencia porque Piñera les mintió a los militares en retiro y eso no se perdona”.