Gobierno cita a embajador de Francia en Chile por asilo político a Palma Salamanca

Según el ministro Chadwick, se busca expresar "desacuerdo" con esta decisión, la que "contraviene las normas de la Convención de Ginebra".

Este viernes el ministro del Interior, Andrés Chadwick, confirmó que el Gobierno ha resuelto citar al embajador francés Roland Dubertrand por el asilo político que el país de este último concedió a Ricardo Palma Salamanca, ex frentista condenado –entre otras cosas– por su autoría material del asesinato del senador Jaime Guzmán en 1991.

En una vocería oficial, Chadwick expresó que el Ejecutivo “no comparte la decisión adoptada por la oficina de refugios francesa” de dejar con el estatus de asilado político a Palma Salamanca, “quien fuera condenado por los tribunales chilenos como autor por el crimen de un senador de la República y de otros delitos de carácter terrorista”, remarcó.

Además, “para manifestar nuestro desacuerdo con esta decisión, la Cancillería citará al embajador de Francia en Chile en los próximos días para señalarle, en primer lugar, el desacuerdo total del Gobierno con esta decisión. Y al mismo tiempo, solicitar al Gobierno de Francia –especialmente, al Ministerio del Interior– que ejerciendo sus atribuciones pueda revocar esta decisión con el propósito que sean los tribunales de justicia franceses quienes determinen si acogen o no la extradición” de Palma Salamanca.

El secretario de Estado apuntó a que “se pueda comprender que esta decisión que ha adoptado el Gobierno francés, a través de la oficina de refugiados, contraviene las normas de la Convención de Ginebra sobre asilo y protección dado que tanto el crimen del senador Jaime Guzmán como la condena y el cumplimiento de la condena se desarrolló en nuestro país en plena y total vigencia de un Estado democrático y de derecho”.

“Y por lo consiguiente, este otorgamiento de asilo a Palma Salamanca no cumple con los requisitos de la Convención de Ginebra por cuanto en Chile existe un pleno Estado de derecho democrático, como le consta en profundidad y cabalidad al Estado y al Gobierno francés”, agregó Chadwick.