Desbordes quiere que medios estén bajo un control “real”

Secretario General de RN apunta a la instalación de “un órgano” en donde “se controlen los estándares éticos mínimos”.

A través de una carta abierta el secretario general de Renovación Nacional (RN), Mario Desbordes, se refiere a un artículo publicado hoy por el diario El Mostrador, el que da cuenta de que la esposa del militante de la tienda derechista, Carolina Pereira, recibió un sueldo de hasta $4,6 millones de pesos cuando ella trabajó en Gendarmería, esto durante el gobierno (2010-2014) del inversionista Sebastián Piñera.

Al respecto, el dirigente opositor sostiene en su misiva –que él difundió a través de su cuenta de Twitter– que en la información se estuvieron “mezclando varias cosas”, y agrega que “se alude a mi cónyuge pretendiendo igualar su paso por Gendarmería de Chile, con el de otras personas actualmente cuestionadas por la opinión pública”, en directa alusión al caso –entre otros– del “jubilazo” de la correligionaria y ex esposa del presidente de la Cámara de Diputados, el PS Osvaldo Andrade.

“Lo primera que debo hacer notar es que, consultada la periodista [autora del artículo] si es que se estaba haciendo una nota sobre la situación general de dicha institución su respuesta textual fue que ‘no, es solo sobre usted. Es un encargo personal [del director] don Mirko Macari’. A buen entendedor, pocas palabras”, recalca.

Más adelante, Desbordes acusa al citado medio escrito de no aclarar “con suficiente fuerza o interés” que su esposa “a ese cargo no llegó de la nada, sino que a partir de su experiencia de varios años de desempeño profesional en esa misma área [el departamento de Reinserción Social] de Gendarmería”. Y al mismo tiempo, explica que la susodicha trabajó en el mismo lugar durante los gobiernos concertacionistas del DC Eduardo Frei Ruiz-Tagle (1994-2000) y el PPD Ricardo Lagos Escobar (2000-2006).

Además, como era de esperar, dice que se “descontextualizan” las cosas.

Desde el lloriqueo simple al lloriqueo alineado

Ya dejando de lado su “reflexión”, que califica de “amarga”, Desbordes se alinea con el reclamo de la casta del poder sobre el desorden y descontrol de los medios de comunicación: “espero que tengan algún día un órgano real, en donde un ciudadano pueda exigir que se controlen los estándares éticos mínimos que deben enmarcar tan noble labor. Por mi parte, yo seguiré defendiendo a ultranza el derecho a informar como eje fundamental de nuestra sociedad”, asegura.

Por último, “estoy consciente de que de que estos son los costos de estar en la primera línea política”, afirma Desbordes, quien concluye “teniendo claro que, en algún otro minuto, algún otro Mirko hará un encargo personal a uno de sus profesionales”.

También, en elrepublico.com