Francia da asilo político al terrorista de extrema izquierda Ricardo Palma Salamanca

Ex integrante del FPMR se encuentra prófugo de la justicia, entre otros casos, por el asesinato del senador Jaime Guzmán.

Francia, a través de su Oficina de Protección a los Refugiados y Apátridas, ha concedido asilo político a Ricardo Palma Salamanca, quien fuera parte de la organización terrorista de extrema izquierda Frente Patriótico Manuel Rodríquez, más conocida por su sigla FPMR.

Esta información –dada a conocer hoy por Radio Cooperativa– fue confirmada al diario La Tercera por el encargado de relaciones internacionales del movimiento de izquierda francés La France Insoumise, el chileno Christian Rodríguez. Este último, quien se desempeña como consultor en derechos humanos, encabezó la solicitud de asilo de Salalamca, la que también contempla a toda su familia.

Un terrorista condenado a cadena perpetua en las calles

Cabe recordar que Salamanca estuvo involucrado –en calidad de autor material– en el asesinato del fundador de la UDI, Jaime Guzmán, quien al momento del atentado, es decir, 1991, era senador en ejercicio de ese partido.

Ya en marzo de 1992, el terrorista terminó en manos de la PDI en calidad de acusado del crimen de Guzmán y del secuestro –que se extendió desde 9 de septiembre de 1991 hasta 1 de febrero de 1992– de Cristián Edwards del Río, hijo de Agustín Edwards Eastman (1927-2017), histórico dueño y director de El Mercurio. A lo anterior se suman dos asesinatos: el del asesinato del coronel de carabineros Luis Fontaine junto con el del sargento de ejército Víctor Valenzuela Montecinos.

En total, por los casos consignados Salamanca fue condenado por los tribunales del país a dos cadenas perpetuas y 32 caños de cárcel. Pero de esto solo cumplió cuatro años, pues en 1996 se fugó en helicóptero de la cárcel en la que se encontraba, la de Alta Seguridad de Santiago, junto a otros tres frentistas: Pablo Muñoz Hoffmann, Mauricio Hernández y Patricio Ortiz Montenegro. El cinematrográfico escape –conocido como la “fuga del siglo”– fue organizado por el FPMR y estuvo comandado por “Emilio”, alias de Raúl Escobar Poblete, frentista con el que Salamanca llevó a cabo el asesinato del senador Guzmán.

Desde su huida no se supo nada concreto de Salamanca, lo que cambió en febrero del año en curso tras ser capturado en Francia. Por este motivo el Gobierno de Chile pidió formalmente su extradición.