La mañana de este jueves la presidenta Michelle Bachelet inauguró la esperada Línea 6 del Metro de Santiago, la que cuenta con 15 kilómetros adicionales de trazado y 10 estaciones, de las que siete son nuevas. Según las proyecciones, esta vía del transporte subterráneo –que pasa por las comunas de Cerrillos, Pedro Aguirre Cerda, San Miguel, San Joaquín, Ñuñoa, Santiago y Providencia– beneficiará a más de 1 millón de personas.

En ese contexto, la autoridad destacó la obra por sus características. Asimismo, recordó su discurso del 2009 con el que anunció la construcción, la que por entonces –aseguró– impulsó con la misma convicción de hoy día: “Al reducir las brechas de conectividad de muchas comunas, y al hacerlo con este nivel de calidad para todos, hacemos de nuestra capital una ciudad más moderna, pero, sobre todo, más amable y más justa”, dijo.

Por último, la presidenta afirmó que además “tomamos la decisión de extender las Líneas 2 y 3 y crear la nueva Línea 7, porque es importante no perder el tranco”, agregó. Acto seguido, remarcó que la Línea 6 no se trata de “un ofertón populista”, esto en directa alusión al candidato presidencial de la derecha, Sebastián Piñera, quien aseguró eso antes de la segunda vuelta de la presidencial de 2009, tras la cual el especulador bursátil llegó a La Moneda.