Finalmente este martes, la ministra de Educación, Adriana Delpiano (PPD), se refirió por primera vez a la solicitud de remoción de la doctora Rozana Pey como rectora de una de las dos universidades estatales creadas hace prácticamente un año, después de 68: la de Aysén. La otra, no está de más recordar, es la de O’Higgins.

“A ella le entregamos todos los antecedentes y ella podrá estar de acuerdo o no, pero los antecedentes estaban. No es que haya hecho algo mal o bien, ella tiene una idea de universidad distinta a lo que era la dibujada en el proyecto de reforma de educación superior, sobre todo en materia de gratuidad automática para todos los jóvenes”, dijo lo secretaria de Estado, la que expresó a su vez: “qué más quisiéramos todos que pudiéramos hacer eso, pero sabemos que eso es un tema de una política nacional, no es una política específica que se pueda implementar en una región, a diferencia del resto”.

Cabe recordar que todo comenzó oficialmente el miércoles de la semana pasada, cuando desde el Mineduc se informó –a través de un escueto comunicado– que se le había pedido la renuncia a la también académica de la Universidad de Chile. Luego de que ella le diera un portazo al requerimiento y en medio del apoyo público que recibió del Consorcio de Universidades del Estado (Cuech), cuyo presidente es el rector de dicho plantel estatal, Ennio Vival, en La Moneda se optó por firmar un decreto de remoción que ingresó la mañana del viernes de la semana pasada a la Contraloría, organismo que tiene 15 días para hacer la toma de razón.

La llave en manos del contralor

Sí, hay toda una discusión acerca de la posibilidad de sacar a Roxana Pey de su cargo. Al respecto, según la legislación vigente, esto se puede hacer efectivo –a través de un decreto con argumentos fundados– hasta el próximo sábado, día en que entran a regir los estatutos de la nueva casa de estudios estatal; es decir, de no existir, en las próximas 72 horas, un pronunciamiento –que hasta la publicación de este artículo no se ha realizado– del contralor Jorge Bermúdez favorable a la posición del gobierno, la científica seguirá siendo rectora.