La insólita respuesta de comunidad haitiana por visa de reunificación familiar

Desde la Red Nacional de Organizaciones Migrantes aseguran: "Hay un bullying que es racista".

Desde hoy, los inmigrantes haitianos documentados en Chile tienen la posibilidad de traer al país a familiares –cónyuges, convivientes civiles, hijos menores de edad o mayores de hasta 24 años con estudios en curso– que actualmente se encuentren en Haití. Esto, en el contexto del Visado Humanitario de Reunificación Familiar impulsado por el Gobierno, el que estableció un límite de entrega de esas autorizaciones (10.000 por año) aunque las mismas se pueden prorrogar por doce meses, tras los cuales aparece la opción de solicitar la residencia definitiva.

Para iniciar el proceso, dichos extranjeros en territorio nacional tienen que elaborar una solicitud notariada. Ésta posteriormente debe ser enviada a sus familiares en Haití, los que llamarán a la oficina en Puerto Príncipe de la Organización Internacional para las Migraciones (ONU), la que les requerirá en el caso de quienes tengan 18 años o más: antecedentes penales y de salud que acrediten que no tienen enfermedades infectocontagiosas, medida que “es un resguardo” considerando que “nosotros tenemos muchas enfermedades erradicadas”, dijo el canciller Roberto Ampuero al diario El Mercurio.

Una lacrimógena y un palo

Y como era de esperar, el punto de los papeles médicos ya ha sido criticado. Eduardo Cardozo, de la Red Nacional de Organizaciones Migrantes, dijo a CNN Chile: “Hay un cierto eufemismo y desinformación con esta visa. Nadie sabe, nosotros nos enteramos por la prensa de la situación y los haitianos igual que nosotros”. Además, “se hablan de cuotas; los derechos llegan hasta el número de cuotas que se estipulan. Y por otro lado, es un trámite que es engorroso”.

“Hay un bullying que es racista con respecto al tema de los haitianos, no puede… No podemos hacer ese nivel de distinción”, agregó.

En tanto, William Pierre, vocero de la comunidad haitiana en Chile, lanzó: “Pedir certificado de antecedentes de salud yo veo que eso vulnera el derecho de nosotros como migrantes acá. Es un abuso, eso es inaceptable de parte del Gobierno”.

“En qué mundo estamos viviendo, si Chile todavía es el país que contiene la tasa de sida más alta de Suramérica”, concluyó.