Macari por inmigración: “Si viniera barco lleno de suecas habría una fiesta”

Periodista cree que llegada de gente desde otros países lo que hará es instalar "un debate sobre nuestra identidad, quiénes somos".

En el programa “No somos nada” de la radio El Conquistador, el periodista Mirko Macari ayer se refirió a la inmigración hacia Chile a propósito del vídeo viral, difundido en los últimos días en redes sociales, donde se ve a personas provenientes de Haití bajando de un avión blanco, sin logo, que había llegado al aeropuerto internacional de Santiago.

Sobre la inmigración, Macari recordó que “es un debate que se instaló el año pasado en la primaria de la derecha, ahí fue Ossandón el primero que salió a disparar de que había que regular”. Por su parte “el Gobierno, como en muchos aspectos, tiró la pelota para el córner y no hay proyecto de ley, nunca salió porque Hacienda se oponía por la cantidad de lucas que implicaba”.

Pero al final, la llegada de inmigrantes “es un fenómeno que nos acerca al mundo real. Chile siempre ha sido provinciano, ha sido perdido a través de la cordillera; provinciano geográfica y mentalmente. Y en cualquier parte del mundo –no puedo decir el mundo desarrollado– hay un flujo migratorio muy superior al que ha existido tradicionalmente en Chile y eso se está ajustando. Es nada más que eso, lo vemos y resulta muy visible porque hay dos inmigraciones que son muy fuertes ahora, en este minuto, que son la haitiana y la venezolana. Y muy notorias: la venezolana por razones políticas, básicamente de profesionales, algunos muy bien calificados y gente con oficios, también, muy bien desarrollados… Y los haitianos, que no todos tiene profesión, estamos ante la situación de un país que tiene un Estado fallido prácticamente”.

Eso sí, “no somos el único destino. O sea, hay más venezolanos en Perú por ejemplo, en Colombia ni hablar. Hay un éxodo de Venezuela producto de la situación que instala la dictadura de Maduro”.

A juicio del periodista, “el tema con los haitianos obviamente tiene que ver con nuestra reacción a lo diferente, que no es la única en el mundo. Los haitianos son negros pobres, hay un estigma ahí… Si viniera un barco cargado con containers con suecas no estaríamos hablando de esto, habría una fiesta. Entonces, tiene que ver con eso y es muy bueno que este debate se dé ahora”.

“Me podría quedar en la chica, con el discurso políticamente correcto de la xenofobia, la discriminación y todo. Y eso se ha dicho mucho, no sé qué aporta más. Pero esto lo que va a instalar es un debate sobre nuestra identidad, quiénes somos nosotros, porque tenemos una imagen de nosotros mismos que en la historia oficial dista mucho de lo que realmente es”, agregó.

De la adolescencia a la adultez, importante paso

“El tema del debate sobre la inmigración no es indistinto del debate que también se está dando sobre el pueblo mapuche y las otras etnias que componen nuestra nación, eso no tiene reconocimiento a nivel constitucional ni estatal y eso va a tener que venir tarde o temprano, reconocernos como un país plurinacional”, sostuvo.

“Estamos en una sociedad globalizada, nos compramos la globalización, hablamos de las fronteras abiertas para los productos y las fronteras abiertas para los productos también llevan este otro lado ideológico, las fronteras abiertas para las personas. Y esto tiene efectos positivos y negativos, pero es parte de. Entonces, el nivel de civilización del país se mide en comprender eso positivo y negativo y cómo nos adaptamos a eso porque ese es el mundo que elegimos”, explicó.

Por último, Macari sentenció: “Es bueno que se va a instalar esta conversación, qué somos y cómo lo reconocemos, que es un proceso de pasar de la adolescencia a la adultez. Porque esto, 200 años, en la vida de cualquier Nación-Estado en la historia comparada es adolescente, es nada. Vamos a pasar a la adultez cuando hagamos una conversación real y reconozcamos de qué estamos compuestos como país y eso tenga un reconocimiento institucional, constitucional, jurídico, político, que no lo tiene”.