El perfil de Roberto Izikson, la cara visible de Cadem y su encuesta

Aquí la razón por la que el ex estrecho asesor de Piñera está en el ojo de la barra brava del bacheletismo.

Hace ya varios meses, diversos medios de comunicación –que, no está de más decir, tienen líneas editoriales diametralmente opuestas– repiten cada lunes, semana a semana, la supuesta baja aprobación de “los chilenos” a la presidenta Michelle Bachelet en el actual, su segundo gobierno.

Para insistir en la campaña, desde las derechas –la económica, social y política– se apunta a los datos entregados por la encuesta Plaza Pública de la empresa Cadem, la que consulta a alrededor de 700 personas, para decir por ejemplo que el país necesita reformas pero que el diagnóstico realizado por la mandataria estaba mal, y que por lo mismo los cambios legales que ella impulsa –y que son parte de su proyecto político, la Nueva Mayoría– están mal planteados en forma y fondo, entre otras cosas.

Más allá del evidente cerco comunicacional, es bueno comenzar a revisar quién es la cara visible de dicha información divulgada y replicada hasta el hartazgo. En este caso salta inmediatamente el nombre de Roberto Izikson (33), el cientista político de la Universidad del Desarrollo (UDD) y magíster en comunicación estratégica de la Universidad Adolfo Ibáñez (UAI) que es gerente de asuntos públicos y estudios cuantitativos de Cadem. Normalmente. él participa en paneles de radio y televisión en los que analiza e interpreta los sondeos –principalmente sobre la actualidad política– hechos por la firma de la que es ejecutivo.

Alto porcentaje de piñerismo

Tal como consigna Poderopedia, Izikson asumió en el segundo piso del presidente Sebastián Piñera en marzo de 2010, abandonando Adimark, donde aprendió el oficio de los estudios de opinión pública. “Hizo su primer trabajo después de la universidad conmigo, en cierta medida yo le enseñé de todo esto. Después se fue al gobierno y ahora se independizó. Celebro esa competencia”, señaló el director de dicha empresa, Roberto Méndez, a El Mostrador.

Desde su rol como jefe de estudios de Piñera, trabajó con reconocidos personajes de la llamada “nueva derecha” –que entonces era encarnada por el ex ministro de Defensa e Interior de Piñera, Rodrigo Hinzpeter, quien ahora ejerce como gerente legal de Quiñenco, la matriz de negocios del grupo Luksic– y del piñerismo, como el ex ministro del Trabajo y militante RN Juan Carlos Jobet.

En el entorno de Izikson comentan que “es cercano a Evópoli”, el partido que integra su ex par en el equipo de Piñera, el cientista político y ex militante RN Hernán Larraín Matte. Este último, hijo del presidente de la UDI, el senador Hernán Larraín, es consejero del think tank de su colectividad, Horizontal.

“Es un hombre que intenta abrirse paso. Pertenece al mismo mundo de Méndez, pero la diferencia es generacional”, señala al citado diario digital un actor de la industria, y agrega que el director de Adimark es “un poder fáctico”, pero cuya influencia gira en torno a los actores poderosos que hoy luchan por mantenerse vigentes. En este escenario, Izikson juega a instalarse como la nueva figura influyente de las encuestas, relacionándose con los dirigentes emergentes.

Tanto Méndez como Izikson pertenecen al mundo de la derecha. El primero siempre ha sido cercano a los Edwards –de hecho, está casado con Verónica Edwards, asesora a la Fundación Paz Ciudadana y en su momento parte del círculo de consejeros privados de Agustín Edwards Eastman, el dueño del diario El Mercurio– y además fue director y presidente del directorio de Icare y es vicepresidente del Banco Santander.

“Siendo un liberal, los grandes empresarios confían en él, porque es discreto e influyente”, dicen quienes conocen de cerca al director de Adimark.

En noviembre del 2013 a Izikson le hicieron una oferta formal que él aceptó, dos meses después que renunciara al comando presidencial de la UDI Evelyn Matthei por diferencias con los creativos de esa campaña. Antes, en agosto, había renunciado al gobierno para unirse a la aventura de la candidata de la Alianza.

Que en la actualidad aparezca encabezando la encuesta de Cadem no es tan raro. Durante su paso por el gobierno de Piñera, encargó varios estudios a la misma empresa y también a Iccom, ambas fusionadas el 2012. A Cadem se le pidieron estudios de “preocupaciones ciudadanas”, mientras que a Iccom que realizara estudios mensuales de opinión pública, según reveló una investigación de El Dínamo.

En términos mediáticos, la encuesta hizo su aparición en Canal 13. Según Izikson, tiene una relación de confianza con Cristián Bofill, ex director de La Tercera y ex director de prensa y actual director ejecutivo en el canal de Andrónico Luksic.

“Tenemos una relación preferente con Canal 13”, dijo el profesional, el que a su vez explicó a El Mostrador que desde la estación televisiva “nos piden medir algo y nosotros lo medimos. La primera vez que publicamos Plaza Pública en los medios, fue una semana antes de La Haya. Esos resultados nos los publicó Canal 13 en exclusiva. Yo conocí a Cristián, él conoció la seriedad de Cadem y la mía personal y le generó confianza el producto”.

Izikson no ostenta las mismas medallas que Méndez, pero sí se relaciona con las nuevas generaciones de la derecha. Amigo de José Francisco García, de Libertad y Desarrollo (LyD), el centro de “pensamiento” económico de la UDI, hoy es reconocido como un hombre de Piñera, aunque no está ligado formalmente a la Fundación Avanza Chile, levantada por el ex presidente y sus colaboradores.

Nota de la Redacción: el martes 2 de mayo de 2017, se concluyó la edición de los primeros párrafos de la nota (en el segundo se borró la metodología, que se puede encontrar en los tracks semanales de Cadem; y el tercero de corrigió) para una mejor lectura.

También, en elrepublico.com