Los puntos clave de la última Cuenta Pública de Bachelet

Anuncios más importantes de la presidenta van desde la gratuidad de la educación hasta la nueva Constitución.

Hoy por la mañana, Michelle Bachelet realizó su última Cuenta Pública en calidad de presidenta de Chile ante el Congreso Pleno, en Valparaíso. El hecho es histórico porque después de varias décadas, que suman casi 100 años, el mensaje se realiza un primero de junio y no el 21 de mayo, tal como se estableció en la reforma promulgada el pasado martes 2 de mayo.

En su intervención, la jefa de Estado hizo varios puntos clave, por los que rinde cuenta “ante mis compatriotas y ante la historia”. A continuación, este diario los consigna:

1. Educación: gratuidad, universidades estatales y CAE

Respecto a la gratuidad en la educación, la mandataria anunció que “el año 2018 la gratuidad en educación superior, universitaria, técnica y profesional, se extenderá al 60% de los estudiantes más vulnerables. Porque nuestros jóvenes no pueden esperar”. Agregó al mismo tiempo que “nuestro anhelo sigue siendo avanzar hacia la gratuidad universal. Porque la gratuidad para todos es la expresión más clara de una educación entendida como derecho social y no como bien de consumo. Porque en ella se materializa la verdadera libertad de elegir”.

De acuerdo a la presidenta, por lo anterior “en los próximos meses esperamos aprobar el nuevo sistema de educación superior que se tramita ante este Congreso, consagrando por ley la gratuidad”, a la que no se le podrá “echar pie atrás” porque se “le estará dando la espalda a Chile y a las familias chilenas”. A esta iniciativa se suma que “mañana enviaré a este Congreso un proyecto de ley específico que fortalecerá las universidades estatales, dotándolas de un nuevo marco regulatorio”.

“Como Gobierno nos comprometimos a terminar con el Crédito con Aval del Estado (CAE). En los próximos meses enviaremos un proyecto de ley al Congreso que establecerá un sistema de financiamiento estudiantil que complemente nuestros esfuerzos en gratuidad. La iniciativa considera la creación de una entidad pública, y la promoción de estándares de calidad en todas las instituciones que accedan al beneficio”, agregó.

2. Derechos civiles: “No puede ser que los prejuicios añejos sean más fuertes que el amor”

Bachelet también remarcó que se ha avanzado “en la ampliación de las libertades personales y el derecho a que se respeten nuestras decisiones afectivas y familiares. Promulgamos el Acuerdo de Unión Civil el 2015 y es hora de dar un paso más. Durante el segundo semestre ingresaremos a este Honorable Congreso un proyecto de Ley de Matrimonio Igualitario, porque no puede ser que los prejuicios añejos sean más fuertes que el amor”.

3. Más transformaciones: aborto y nueva Constitución

Por último, la presidenta afirmó que “haremos también todos los esfuerzos para promulgar en este Gobierno la iniciativa que este congreso tramita y que por fin despenaliza la interrupción del embarazo en las causales de inviabilidad fetal, riesgo vital de la madre y violación. Las mujeres de Chile merecen este mínimo reconocimiento a su capacidad de decidir”.

Y respecto al proceso constituyente, la máxima autoridad del país señaló: “Hemos abierto las puertas a la ciudadanía en la más importante tarea ciudadana: la definición de las bases para una Nueva Constitución. Porque la inmensa mayoría quiere una Constitución moderna, democrática en serio, que refleje mejor lo que somos, que nos oriente para las tareas del mañana y no que nos amarre a los temores de ayer”.

“Pusimos en marcha de manera democrática, participativa e institucional el Proceso constituyente. Hemos cumplido nuestro compromiso y lo seguiremos cumpliendo”, aseveró Bachelet. En ese sentido, recordó que esta importante transformación “sigue ahora su ruta con la reforma que se tramita en el Congreso para establecer una Convención Constituyente que ponga en marcha la redacción de la nueva constitución”.

“El nuevo texto constitucional, que enviaré a este Congreso antes de fin de año, incorporará las bases ciudadanas y también los resultados del proceso constituyente indígena, con lo cual podremos recoger toda la diversidad de voces que habitan nuestra tierra. En otras palabras, hemos hecho reformas importantes en la vida política que nos permitirán reducir la distancia y aumentar la confianza entre ella y la ciudadanía. Pero más allá de superar las malas prácticas actuales, debemos prepararnos para enfrentar los cambios que sin duda vendrán en las formas de representación y en los actores”, concluyó.

También, en elrepublico.com