Mundo

Archivo | Flickr/30118979@N03

Triunfo del Brexit pavimenta renuncia de David Cameron

Premier británico asume la responsabilidad política por el histórico referéndum con el que Reino Unido abandona la Unión Europea.

Fue el 8 de octubre de 2015, a 24 horas de ser reelecto como primer ministro de Reino Unido (o UK, por sus siglas en inglés), cuando David Cameron informó que su gobierno realizaría un histórico referéndum –que calificó de “necesario”– para que el pueblo del país insular decidiera la continuidad de éste en la Unión Europea (UE), a cuya precursora, la Comunidad Económica Europea (CEE), se unió en 1973.

Ya en febrero del año en curso, el premier británico ratificó su decisión y sostuvo que salir de la UE sería un “salto hacia la oscuridad” que, finalmente, este viernes se realizó. Según los resultados oficiales, de los 46 millones de habitantes de la isla llamados a votar, más de 30 millones (52%) lo hicieron a favor del también llamado Brexit, mientras que los restantes (48%) optaron por mantenerse ligados a Bruselas.

En total, en los comicios participó el 72,1% del padrón habilitado para hacerlo, el porcentaje más alto desde 1992.

Bye

Hoy, con los números ya en la mano, Cameron asumió la responsabilidad política por lo sucedido y no se quedó solo en palabras: renunciará al cargo que hasta el 11 de mayo de 2010 ostentó su predecesor en el mismo, el laborista Gordon Brown. La dimisión del actual jefe del gobierno inglés se oficializará en octubre próximo, entre el 2 y 5 de ese mes en el congreso anual de su partido, el Conservador y Unionista.

“No creo que sea el capitán adecuado para dirigir nuestro país hacia su siguiente destino”, dijo esta jornada en Londres el dirigente de la derecha británica. Esto, a las afueras de su residencia, la n°10 de la céntrica Downing Street.

“La voluntad del pueblo británico es una instrucción que debe ser cumplida. Quiero a este país y me siento honrado de haberle servido, y haré todo lo que pueda en el futuro para ayudarlo a prosperar”, agregó. Asimismo, Cameron sostuvo que lo correcto sería que su sucesor –quien, advirtió, debe ser electo antes del inicio de la conferencia de su colectividad– decidiera el mejor momento para invocar el Artículo 50 del Tratado de Lisboa, lo que le da el vamos al “proceso legal y formal para abandonar la UE”.

“Voy a reunirme con el consejo europeo la próxima semana y explicar ahí la decisión que tomó el pueblo británico y la mía propia”, concluyó.