Casi $60 millones de pesos son los que en total ha donado la familia Solari, controladora de Falabella, a la campaña presidencial del candidato de la derecha, Sebastián Piñera. Hoy el diario El Mostrador señala que, de acuerdo al Servel y hasta el jueves de la semana pasada, del grupo aparecen donando su patriarca, Reinaldo Solari Magnasco ($12 millones de pesos), y Juan Cúneo Solari, presidente de Hipódromo Chile ($13 millones de pesos).

Asimismo, figuran Juan Cúneo, Sandro, Carlo y Piero Solari Donaggio, con $12 millones de pesos cada uno.

A los nombres ya consignados se suman –con $13.159.955 por cada uno– Pedro, José, María Mercedes, José Nicolás y Juan José Hurtado, todos integrantes del clan que controla Entel y Consorcio. Hasta ahora, el mismo ha inyectado más de $65 millones de pesos a la campaña del especulador bursátil.

Otro financista de Piñera es Felipe, un primo del fanático pinochetista Nicolás Ibáñez, el también ex controlador de D&S (Líder) que infla con su dinero a Axel Kaiser. En este caso la donación total es por $13.100.000.

En el registro del Servel igualmente están Dag Von Appen ($10 millones), Juan Ignacio Sutil ($13.159.000), Ricardo Alfonso Massú Massú ($13.000.000), Santiago Larraín Cruzat ($10.000.000) y –con $13 millones de pesos– Juan Andrés Camus Camus, el presidente de la Bolsa de Comercio de Santiago que profetizó un “colapso” si Piñera no es elegido presidente en noviembre.

Y no, en el listado no podían faltar los Luksic. La viuda de Andrónico padre, Iris Balbina Fontbona González, quien –al igual que Piñera– aumentó su fortuna en 2017 (pasó de USD$10.100 millones en 2016 a USD$13.700 millones, según Forbes), hizo una donación de $11.000.000, mientras que su hijo Jean Paul, actual presidente del directorio de Antofagasta Minerals, aportó $13.159.000.