Moody’s desmiente a Piñera: deterioro fiscal comenzó en su primer gobierno

Ariane Ortiz, analista principal de la clasificación de Chile, dice que "ahí están los números".

“Evidentemente, esa es una decisión que se toma en base a información del pasado, hechos ocurridos durante el Gobierno anterior, porque nuestro Gobierno está corrigiendo las razones por las cuales muchas clasificadoras bajaron la clasificación de riesgo”.

De esa forma, la semana pasada el presidente Sebastián Piñera se refirió al recorte que el jueves aplicó Moody’s a la nota crediticia del país, que pasó de “A1” a “Aa3” porque “la posición fiscal de Chile se ha deteriorado persistentemente en los últimos años y la fortaleza del balance del gobierno”, en opinión de esa firma, “ya no es lo suficientemente sólida como para compensar los aspectos débiles del perfil crediticio de Chile en comparación con los soberanos Aa de mayor calificación”.

Además, “es probable que las medidas de la deuda se estabilicen, pero es improbable una reversión en el deterioro de los parámetros fiscales y de deuda”.

La otra razón son “los bajos niveles de ingresos en relación con los pares calificados A, la dependencia de los productos básicos y las vulnerabilidades externas también se han convertido en aspectos más destacados del perfil crediticio de Chile debido a las menores perspectivas de crecimiento a mediano plazo”.

“El alto crecimiento del PIB solía compensar en parte algunos de estos elementos que limitan el perfil crediticio de Chile. Moody’s espera un crecimiento a mediano plazo cercano al 3%, por debajo de la tasa anual de 3,7% esperada en 2018, y significativamente por debajo de las tasas de crecimiento reportadas en los años previos al shock de materias primas de 2014”, sostuvo la clasificadora estadounidense.

Esto va en línea con lo determinado por otras agencias: Fitch Ratings y S&P Global Ratings, las que degradaron a Chile en 2017 por el periodo que comprende el segundo mandato de Michelle Bachelet, donde hubo un lento crecimiento económico y déficit presupuestario.

La respuesta: “El deterioro comienza en 2010”

Luego de que Piñera atribuyera la responsabilidad al Gobierno anterior, desde la propia agencia Moody’s desmienten al presidente. En una entrevista difundida hoy por El Mercurio Inversiones, Ariane Ortiz, analista principal de la clasificación de Chile, asegura que el “deterioro lo empezamos a observar desde 2010 y fue gradual, pero constante y persistente”.

La experta agrega que “ahí están los números” en referencia al fuerte aumento de la deuda fiscal: en 2010 equivalía al 8,2% del Producto Interno Bruto, llegando al 23,6% en 2017.

“El deterioro comienza en 2010, quizás se acelera un poco más en el 2014, pero la posición en la que estaba la deuda en el 2014 era más alta que en 2010, por lo tanto el deterioro que se da en los últimos años tiene más consecuencias dado que empiezas en un nivel más alto”, explica Ortiz.

“Aquí no se trata de culpar a ningún Gobierno, cada Gobierno administra los recursos como mejor le parece y de acuerdo al contexto. Uno no sólo tendría que tomar en cuenta la posición fiscal y la deuda, sino también lo que ocurre en el contexto global, los diferentes choques externos, etc”, concluye.