Dinero

Archivo | Flickr/50371131@N04

Sebastián Piñera declarará por caso Bancard

La diligencia se confirma a días de que inversionista diga si será o no, otra vez, candidato a presidente.

Hoy, a menos de una semana de marzo, mes en el que anunciará si será o no candidato presidencial en miras a las elecciones del domingo 19 de noviembre, se confirmó que el inversionista y ex mandatario Sebastián Piñera será interrogado por la Fiscalía. Esto, en el caso Bancard, cuya reserva terminó en la presente jornada.

La diligencia –que aún no tiene fecha para su realización– será llevada a cabo por la querella que el diputado PC Hugo Gutiérrez presentó el miércoles 16 de noviembre de 2016, ante el Cuarto Juzgado de Garantía de Santiago.

La acción legal del legislador es por uso de información privilegiada y negociación incompatible en la compra de acciones de la empresa pesquera peruana Exalmar por parte del family office del ex jefe de Estado, mientras este último ejercía el cargo, parte importante de su familia –partiendo por su hijo homónimo– integraba el directorio de Bancard y en pleno juicio en el Tribunal Internacional de Justicia de La Haya por la demanda marítima del país vecino del norte que finalmente accedió a 22.800 kilómetros cuadrados más de mar territorial.

Las versiones

Durante la mañana varios medios de comunicación, principalmente escritos, anunciaron que el ex presidente declararía en calidad de imputado. Según el escudero de Piñera, Andrés Chadwick, fue el abogado del referido inversionista, Juan Domingo Acosta, quien pidió que su representado entregara su testimonio voluntariamente.

“Basta ya de trascendidos –con una clara y burda intencionalidad política– que están hechos de forma infundada y que sólo tienen por objeto confundir o causar daño, y que provienen directamente del diputado Gutiérrez. El PC está reflejando nuevamente su total desprecio por la democracia y el estado de Derecho, porque no se apega en sus actuaciones a lo que se debe en la ley”, agregó el ex ministro y actual presidente de la Fundación Avanza Chile, la plataforma presidencial de Piñera.

Los hechos

Más allá de las versiones al respecto, hay hechos irrebatibles: que el ex presidente deberá declarar por un caso que el complica más y más con el paso de los días. Y que por el mismo se entregaron “todos los correos que eran relevantes y pertinentes”. Ahora bien, ¿que se entiende por “relevantes y pertinentes”? Esta es la pregunta más importante porque, según lo informado por El Mostrador la semana pasada, el Ministerio Público no solo pidió las misivas del periodo en el que se concretó el citado negocio (de noviembre de 2010 a febrero de 2011) sino que también amplió la solicitud de 2009 a 2014.

Sobre lo anterior hay que recordar que Piñera asumió como presidente de Chile en 2010, aún siendo dueño de Chilevisión. Entonces también poseía acciones de Blanco y Negro, la empresa concesionaria de Colo-Colo, y Lan, aerolínea hoy llamada Latam tras su fusión con su par brasileña Tam.

“Cabe la posibilidad de que se conozcan operaciones en paraísos fiscales y que ahí se puedan detectar tramas tributarias”, consigna el extenso reportaje del citado diario digital. Ello porque más de dos tercios del patrimonio de Piñera están fuera del “fideicomiso ciego” –llamado “tuerto”– que el ex mandatario aplicó para cumplir con una promesa de campaña. El resto del dinero se invirtió en el extranjero, principalmente a través de Bancard, y es ahí que todo se pone color de hormiga.

En la trama incluso figura una donación de Piñera a RN, su partido, que a su vez fue la más grande de la historia: $2 mil 75 millones de pesos. Según una investigación de Ciper, la mayoría del dinero se usó para pagar dos préstamos que Piñera hizo a la colectividad, uno de ellos durante la campaña electoral que llevó al inversionista a La Moneda. Se pagó a sí mismo. La historia detrás de lo sucedido, donde habría evasión de impuestos según fuentes citadas por El mostrador, todavía no se conoce en profundidad.