Dinero

Archivo

Fiscal del caso SQM trata de mostrar mano dura para Longueira

Pablo Gómez adelanta diligencias de la investigación, ya formalizada, contra el ex UDI. Esto, en medio de discrepancias y suspicacias.

Ayer, en el Octavo Juzgado de Garantía de Santiago la Fiscalía formalizó la investigación abierta contra Pablo Longueira en el marco del caso SQM. Al ex militante UDI se le imputó cohecho y delito tributario, ambos en calidad de autor y en carácter de reiterados.

En resumen, según los antecedentes reunidos en la carpeta de la indagación, los ilícitos ya referidos irían de la mano y se habrían consumado cuando Longueira era senador y posteriormente, en ejercicio de su cargo de ministro de Economía del gobierno (2010-2014) del inversionista Sebastián Piñera. Todo, mientras que supuestamente en paralelo SQM le pagó un total de $681 millones 888 mil 887 pesos, vía una completa red de boleteros que solo prestaron su nombre (testaferros).

Finalizadas las exposiciones del Ministerio Público y de la defensa del acusado, el tribunal accedió a la petición realizada por el primero junto al Consejo de Defensa del Estado (CDE) y dejó al histórico dirigente de la ultraderecha bajo las medidas cautelares de arresto domiciliario nocturno –entre las 00:00 y la 08:00 horas– y arraigo nacional, las dos válidas dure la indagatoria cuyo plazo máximo se fijó en seis meses.

Cabe recordar que esta audiencia partió con la formalización –por la misma causa– del ex gerente general del SQM, Patricio Contesse. Luego de la comunicación de cargos contra este último, los abogados Benjamín y Felipe Ríos, representantes del Servicio de Impuestos Internos (SII), se retiraron debido a que el organismo no ha presentado una denuncia o querella nominativa dirigida hacia Longueira, algo que, según la Corte de Apelaciones de Santiago, es irrelevante.

Mano dura

La mañana de este jueves, el fiscal a cargo del caso SQM, Pablo Gómez, adelantó lo que se viene en cuanto a diligencias a horas de las formalización conjunta de Longueira y Contesse: “vamos a ingresar en las cuentas bancarias y si las personas no lo autorizan, esperamos que el juez lo haga. De esta manera, vamos a tener el escenario sumamente claro de lo que habría sucedido”, explicó, en conversación con la radio ADN.

“Queremos determinar la trazabilidad del dinero, ver cómo operó”, agregó. Esto, teniendo en cuenta que –sostuvo– “no tenemos imputados que aporten con antecedentes de la investigación”.

Tal como consigna El Mostrador, más tarde el persecutor volvió a referirse al tema, esta vez en el Canal 24 Horas de TVN: “hemos estado trabajando en saber cual es la ruta de ese dinero. Por eso hemos estimado como necesario el levantamiento del secreto bancario. Hay parte de esos dineros según consta en declaraciones de personas que decían que retiraban ese dinero desde el banco y lo iban a entregar en efectivo, a la Fundación Web y la Fundación Chile Justo. Estamos investigando en qué se gastó pero desde el punto de vista del cohecho no tiene importancia. porque el delito de cohecho sanciona cuando uno solicita o acepta dineros de terceros, para si o para terceros, en el caso del ex senador Longueira infringiendo los deberes propios del cargo”, dijo.

Asimismo, sobre la demora con que se abrió la causa de oficio contra el ex ministro Jorge Insunza (PPD), por los pagos que él recibió de Antofagasta Minerals, la empresa cuprífera del grupo Luksic, cuando era diputado, el fiscal Gómez afirmó que al final “lo importante es que la investigación se está haciendo”.

“El fiscal Carlos Gajardo ya está desarrollando diligencias de investigación. La demora en la investigación la ha reconocido el propio fiscal Guerra, pero lo importante es que ya se está trabajando y hay un equipo de excelencia detrás de eso”, recalcó.

El contexto del despliegue

La arremetida comunicacional del fiscal Gómez se da en medio de las conocidas discrepancias al interior de la Fiscalía, las que han pasado de ser soterradas a públicas y viceversa desde el inicio del caso fraude al FUT (2013), el que derivó en el caso Penta y le dio el vamos definitivo a la temporada de investigaciones por boletas ideológicamente falsas que en un comienzo se creía solo tenían que ver con el financiamiento ilegal de campañas electorales.

En las últimas semanas las diferencias se volvieron aún más evidentes gracias a la prisión preventiva, por el caso Corpesca, del senador y ex militante UDI Jaime Orpis, quien está tras las rejas por un delito que no se le imputó a su ex correligionario y ministro de Economía: fraude al fisco, cuyo piso penal es tan alto que al mismo tiempo eleva el de sus medidas cautelares.

Lo anterior está tapado por un manto de dudas y suspicacias debido a que la esposa de Gómez, Patricia Pérez, fue ministra de Justicia del gobierno anterior. En febrero de 2014, en la prensa se informó que la otrora compañera de gabinete de Longueira había tenido un complicado parto y que se mantenía en el Hospital Naval por un diagnóstico de lupus.

En redes sociales la información se viralizó rápidamente. La razón fue una ilustrativa foto en la que se ve a Gómez, quien al momento en que se tomó la instantánea era fiscal regional de Valparaíso; junto a su cónyuge, el ex ministro Rodrigo Pérez Mackenna (UDI) y el hoy ex jefe de la ahí secretaria de Estado, ni más ni menos que el entonces presidente Piñera:

Gómez Piñera El Mostrador
A la derecha de la foto, el actual fiscal a cargo del caso SQM – Archivo: El Mostrador