Dos facturas ideológicamente falsas por $2,5 millones de pesos cada una, emitidas en 2013 para financiar su campaña electoral. Esa fue la base que usó la Fiscalía para formalizar hoy al diputado UDI Renzo Trisotti por el caso SQM.

Tan-tan

Sin embargo, el procedimiento fue suspendido temporalmente luego de que la fiscal Carmen Gloria Segura reconociera la colaboración del “honorable”, así como la no reiteración del ilícito. La única condición para que el legislador quede impune es el pago, por parte de él, de una multa que asciende al 5% de lo defraudado; es decir, casi $280 mil pesos.

“Siempre uno puede ir mejorando todas estas conductas. Cuando uno está en una campaña la regla general es que hay mucha gente que te apoya, que te aporta, y uno muchas veces desconoce los procedimientos, pero hoy día este tema se acabó”, dijo al respecto el integrante de la Cámara de Diputados que ahí, en teoría, representa al distrito n°2 (Alto Hospicio, Camiña, Colchane, Huara, Iquique, Pica, Pozo Almonte).