El viernes 15 de noviembre de 2013, a través del oficio 39.820, el entonces director de Gendarmería, Marcos Fuentes, pidió a la Dirección de Previsión de Carabineros (Dipreca) reincorporar a Myriam Olate –la correligionaria y ex esposa del ahora presidente de la Cámara de Diputados, el PS Osvaldo Andrade– y a otros cinco funcionarios del organismo carcelario.

El Mercurio consigna hoy que en su escrito Fuentes solicita eso porque –según él– Olate y sus pares cumplían “con todos los supuestos fijados tanto por la normativa legal y reglamentaria”.

Este documento, agrega el citado matutino santiaguino, fue enviado debido a que el lunes 1 de octubre de 2012 la Dipreca expulsó a 11 funcionarios que imponían ahí pese a que no correspondía que lo hicieran. Esto, luego de un dictamen emitido por la Contraloría en mayo del mismo año.

En el caso de Olate, según Dipreca, la desvinculación se explica en un importante punto que el actual contralor Jorge Bermúdez recalcó el año pasado, cuando todo se hizo público: desde octubre de 2010 ella dejó de ser funcionaria de planta, lo que la inhabilita para jubilarse bajo el sistema previsional administrado por dicha entidad.

Sin embargo, arguyó Fuentes, otro dictamen de la Contraloría, de octubre de 2013, sostenía que desafiliar a Olate y a sus compañeros “implicaría desconocer todo el tiempo en que […] permanecieron de buena fe con justa causa de error como imponentes del referido sistema”, por lo que –aseveró– “procede que los recurrentes se mantengan en el régimen”. Asimismo, dijo que al momento de entrar a Dipreca el grupo del llamado “jubilazo” se desempeñaba en cargos de planta en un recinto penal o que cumplían con los requisitos de la ley.

Lo del párrafo de arriba fue lo mismo que Olate argumentó en una carta que envió a la Comisión de la Cámara que investiga irregularidades en Dipreca y en la Caja de Previsión de la Defensa Nacional (Capredena): “mi ingreso […] se habilitó en el año 2006, cuando por decreto del Ministerio de Justicia fui nombrada subdirectora técnica de Gendarmería”.