Dinero

Archivo | Flickr/minjuchile

Myriam Olate se queda sin su millonario “jubilazo”

Contraloría invalida la entrega del dinero y apunta a “una desviación de poder”.

Hoy el contralor Jorge Bermúdez, mediante el oficio 58.769, ordenó a la Dirección de Previsión de Carabineros de Chile (Dipreca) iniciar el trámite de invalidación de las pensiones de 11 funcionarios de Gendarmería que fueron obtenidas sobre la base de asignaciones improcedentes o sin cumplir todos los requisitos que la ley exige para su otorgamiento.

“Desviación de poder”

Entre las personas afectadas por la decisión figura Myriam Olate, la correligionaria y ex esposa del presidente de la Cámara de Diputados, el PS Osvaldo Andrade. Desde el 1 de octubre del 2015, tras dejar la subdirección técnica de dicho organismo carcelario, ella comenzó a percibir una jubilación mensual de $5.214.799, cifra que –tal como advirtió este diario– es ilegal.

A días de hacerse público el caso, la ex cónyuge del “honorable” afirmó: “me parece fantástico tener una pensión así”, y ante la tormenta de críticas sostuvo que “es lo que me tocó”.

En su determinación, Bermúdez consigna que “la señora Olate Berríos, entre otros funcionarios, no cumplía con los requisitos para ser imponente de esa Caja Previsional, instruyéndose al efecto que ella debía remitir las erogaciones recibidas de Gendarmería de Chile de esa servidora a la Administradora de Fondos de Pensiones (AFP) que la Superintendencia de Pensiones señale”.

Y más abajo escribe tajantemente: “es útil tener en cuenta que si bien Gendarmería de Chile no posee determinadas atribuciones para nombrar a su personal, ello no significa que en el ejercicio de tales potestades pueda actuar arbitrariamente o de un modo que, en definitiva, signifique una desviación de poder y una infracción al deber de probidad, ya que ello no se condice con los principios básicos de un Estado de Derecho, criterio que es coincidente con el que se ha sustentado por la jurisprudencia de esta Entidad Fiscalizadora”.

Lo resuelto durante esta jornada por la Contraloría es parte de una etapa de revisión de las asignaciones que sirvieron de base a las pensiones cursadas por sobre el tope de imponibilidad de 60 UF establecido por la ley.

Por último, cabe recordar que el miércoles 20 de abril del año en curso el contralor Bermúdez ya había ordenado paralizar la aprobación de pensiones superiores a dicho límite de 60 UF y, a continuación, ordenó revisar en detalle la legalidad de todos los componentes de las pensiones que se hubieren aprobado erróneamente con anterioridad a esa fecha.

Clic aquí para leer la resolución de la Contraloría.