$7 mil 942 millones de pesos son los que Juan Miguel Fuente-Alba, quien es investigado por enriquecimiento ilícito en el marco del caso Milicogate, aparece recibiendo desde 2008 (año en que su sueldo era de $2,5 millones) a 2015 en cuentas bancarias tanto en Chile como el extranjero según un reportaje difundido hoy por Radio ADN. Cabe recordar que el mismo periodo de tiempo cubre los años en que el comandante en retiro ejerció la jefatura del Ejército, esto es entre 2010 y 2014; además, coincide con la compra de lujosas propiedades y vehículos por parte de la ex autoridad y su esposa, Ana María Pinochet.

Por ejemplo, uno de los documentos judiciales dados a conocer por la emisora es un informe de la PDI, firmado por el comisario Claudio Escobedo, que consigna que solo en una cuenta del Banco de Chile “los depósitos en efectivo equivalen a $2.118 millones entre 2010 y 2015”. A esto se suman cartolas enviadas a la justicia militar que confirman que Fuente-Alba y Pinochet mantuvieron –de 2006 a 2013– dos cuentas en el banco HSBC de Washington, Estados Unidos, hasta donde fueron a parar $1,2 millones de dólares.

Junto a las instituciones financieras mencionadas en el párrafo anterior hay otras chilenas en las que también se registran movimientos de dinero: Bci, Security, Scotiabank y BBVA.

“Lo importante”, según el ministro de Defensa

Consultado por la información, el ministro de Defensa, José Antonio Gómez, reaccionó diciendo algo más que obvio, que las cifras no tienen nada que ver con la remuneración de Fuente-Alba: “No, claro. Si eso es realidad, es una situación que tendría que aclarar sin duda la investigación. En ese sentido, creo que lo importante es la investigación judicial que se está realizando y cualquier antecedente que salga debe ser investigado en profundidad, deben tomarse las medidas legales que correspondan y el fallo final dirá qué responsabilidades hay en cada una de estas cosas”.

El militante PR agregó que “lo malo es que esta situación se produzca desde el punto de vista público sin tener claridad de dónde surgen esos recursos, si es así. Pero finalmente creo yo que lo importante en este país es que los tribunales y la fiscalía actúen con la mayor rapidez y precisión frente a las responsabilidades que se tengan en esos puntos”.