Una querella criminal por delitos contemplados tanto en la Ley de Seguridad del Estado como en la Ley de Mercado de Valores. Eso interpuso esta mañana, en la Fiscalía Centro Norte, el diputado PS Leonardo Soto en contra del presidente de la Bolsa de Comercio de Santiago, Juan Andrés Camus, quien hace unos días –en entrevista con El Mercurio– aseguró que habrá una “colapso” si es que el candidato presidencial de la derecha, Sebastián Piñera, no es elegido mandatario a fin de año.

“Él tiene libertad de opinión y es natural que apoye a Sebastián Piñera, ambos pertenecen al 1% más rico de este país y ambos han construido su fortuna en base a la especulación. Pero no es normal que él utilice su cargo para promover el colapso de la Bolsa de Valores que él está encargado de proteger”, dijo el legislador a las afueras del Ministerio Público, hasta donde llegó con Francys Foix, ahora candidata a diputada por el distrito 10.

En el mismo sentido, Soto advirtió que por su cargo, Camus está obligado “a tomar distintas medidas para proteger el sistema de precios de los valores que se transan en la Bolsa, y lo que él hizo en sus declaraciones es hacer todo lo contrario”.

“Ese presagio, ese vaticinio que él hace, influye en los sistemas de precio de los valores que se transan, y esa es una conducta que no es solamente una opinión. Viniendo de él, de su rol, sin duda que es un acto que atenta contra la estabilidad de la bolsa de valores, y también contra la seguridad interior. Por eso hemos revisado la legislación y la conducta de lo que él ha hecho aparece descrita como delito, así, tal como lo digo: propagar información tendenciosa destinada a perturbar el sistema de precios que hay en la bolsa de valores es un delito, y tiene asignada penas para eso”, agregó.

El diputado además apuntó al efecto que el “colapso” profetizado podría tener en las pensiones, esto teniendo en cuenta que las AFP inyectan las cotizaciones de todos los trabajadores de Chile en empresas cuyos papeles se venden y compran en la Bolsa: “Como socialistas queremos que se investigue a fondo, porque no pueden resultar impunes estos dichos que tienen el potencial de dañar gravemente nuestro sistema de valores, y a partir de ello a todos los chilenos”, concluyó.