Dinero

Archivo | Dominio público

Ahora laboratorios acusados de colusión en licitaciones Cenabast

Firmas habrían montado un cartel que duró entre 1999 y 2013. FNE pide multas por cerca de USD$17 millones.

La Fiscalía Nacional Económica (FNE) presentó ayer ante el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC) un requerimiento contra Laboratorio Biosano, Fresenius Kabi Chile y su filial Laboratorio Sanderson. La FNE acusó a las empresas de formar y mantener, por más de una década, un cartel para afectar licitaciones convocadas por la Central Nacional de Abastecimiento (Cenabast) para adquirir ampollas.

Biosano es un laboratorio nacional que opera hace más de 75 años en el mercado de inyectables. Fresenius Kabi Chile y Sanderson son filiales del conglomerado farmacéutico transnacional de origen alemán Fresenius Kabi. Los laboratorios requeridos son los únicos fabricantes de ampollas del país.

Las ampollas son medicamentos inyectables genéricos contenidos en envases de menor volumen. Éstas pueden contener diversos medicamentos, como analgésicos, anticoagulantes, antinflamatorios o antibióticos, entre muchos otros. Son utilizados para tratar una amplia gama de patologías y constituyen un insumo básico en cualquier establecimiento de salud. Cenabast agrupa la demanda de medicamentos del sector público y es el principal comprador de ampollas del país.

Según la acusación de la FNE, antes de ofertar en las licitaciones de Cenabast, los laboratorios definían cuál de ellos debía adjudicarse los medicamentos por los que podrían haber competido. El cartel operaba acordando precios de referencia para sus ofertas y determinando quién presentaría la propuesta ganadora.

La presentación señala que el cartel se extendió entre 1999 y el primer semestre de 2013, periodo en el que Cenabast requirió más de un millar de veces los medicamentos comprendidos en la colusión.

La investigación de la FNE se inició el 2012 a partir de denuncias de la Contraloría y del Ministerio de Salud. La evidencia del caso fue obtenida en diligencias de entrada, registro e incautación, así como de interceptación y registro de comunicaciones. La acción presentada ante el TDLC también se funda en elementos de prueba aportados por Biosano, que se acogió durante la investigación al beneficio de delación compensada.

La Fiscalía solicitó una multa de 18 mil Unidades Tributarias Anuales (UTA) para Sanderson y 2 mil UTA para Fresenius Kabi Chile, lo que equivale a un total de casi 17 millones de dólares norteamericanos. La FNE no pidió multa para Biosano, por haber accedido al beneficio de delación compensada.

El fiscal nacional económico, Felipe Irarrázabal, destacó la importancia del caso: “La competencia en las compras públicas protege el dinero de los contribuyentes. Por lo mismo, son un constante foco de atención para la FNE, en especial cuando involucran productos tan sensibles como los medicamentos”. Asimismo, agregó que “la investigación confirma que hemos hecho un uso eficaz de las atribuciones que nos franquea la ley para desbaratar carteles, cumpliendo con la confidencialidad a que nos obliga la ley”.

Finalmente, valoró la contribución que hicieron a la investigación diferentes organismos del Estado, como el Ministerio de Salud, la Contraloría, Cenabast, la Dirección de Compras Públicas y las policías.

Esta es la sexta ocasión en que la Fiscalía hace público y tramita ante el TDLC un caso que incorpora el mecanismo de delación compensada, vigente en Chile desde 2009, cuando se realizó la anterior modificación al Decreto Ley 211.