Finalmente, el superintendente de Pensiones, Osvaldo Macías, decidió oficiar a la AFP Capital por la polémica fiesta –en un yate– realizada en mayo en Cancún, México.

La autoridad advirtió que la Administradora tiene hasta esta semana para responder si en la actividad, donde participó el gerente general de la firma junto a ejecutivos, se usó dinero de los fondos de pensiones, informa Diario Financiero.

De acuerdo al citado medio, Macías apuntó a uno de los riesgos que tienen las AFP: el reputacional. Esto, en medio de fuertes críticas de la ciudadanía, misma que votó en un 97% por “No+AFP”, en el marco del plebiscito nacional que tuvo lugar entre el viernes 29 y anteayer, domingo.