A través de un comunicado, la AFP Capital se refirió al envío de un oficio por parte de la Superintendencia de Pensiones por la polémica fiesta en yate que protagonizó el gerente general de la Administradora de Fondos de Pensiones, Eduardo Vildósola Cincinnati, junto a ejecutivos de la misma en Cancún, México.

En su escrito, la firma –controlada por la multinacional colombiana Sura– asegura que todo se financió “en su totalidad con recursos propios de la compañía”, algo que ésta respalda en su respuesta a dicho organismo regulador.

Por último, la empresa señala que todo fue parte de una “acción de reconocimiento” que anualmente realiza para sus empleados, y que “lamenta que se atribuya intencionalidad a una actividad que se enmarca en un plan de beneficios” para esto últimos.