Archivo | Flickr/75895912@N06

Senador PS asegura que “en Carabineros existe una red de corrupción instalada”, que se está ante “el actuar de muchos y del alto mando”

De Urresti le saca el Pacogate a Villalobos y exige su renuncia

Recuerda que mientras el fraude se concretaba, el general era director de Inteligencia por lo que "o es un incompetente o miró para el lado".

En el contexto del “montaje de pruebas” que la Fiscalía acusó por parte de la Dipolcar en la operación Huracán, el senador PS Alfonso de Urresti apuntó a la cabeza de Carabineros, general Bruno Villalobos, pero también por su rol como director de Inteligencia (2008-2012) de la policía uniformada mientras que, en paralelo, se realizaba el millonario desfalco conocido como Pacogate.

En entrevista con Radio ADN, el senador afirmó que en el caso de Carabineros “hay un descontrol absoluto” y sostuvo: “Yo siempre lo digo, respeto mucho a la institución, conozco al carabinero que hace operativos, de la calle, el carabinero que muchas veces, por cualquier razón, lo dan de baja. Entonces, tenemos a un general director que le está provocando un daño enorme a la institución”.

“En un Estado democrático, tiene que primar la responsabilidad de mando, la responsabilidad institucional. El señor Villalobos no sólo no ha estado a la altura, sino que su conducta ya es impresentable”, aseguró. Y recordó que el general “era el responsable de la seguridad interna, de Inteligencia, y el no se dio cuenta que los propios carabineros robaron $26 mil millones de pesos, y no lo vio. O es un incompetente o miró para el lado”.

Otra “máquina para defraudar”

Con lo que ha pasado, que suma y sigue, para De Urresti a La Moneda no le queda margen y es hora de “pedirle la renuncia derechamente” a Villalobos. En cualquier caso, a su juicio la situación es “complicada, porque el estado de descomposición que ha tenido este alto mando es enorme”, pero el poder civil debe “ser fuerte y contundente porque esto va a trascender. Esto tiene que mejorar, la institución, de una vez por todas y no tiene que horadar la credibilidad que la ciudadanía tiene en Carabineros, que hoy se está horadando a pasos agigantados porque estamos ante una institución que se descompone, donde ya no nos sorprende nada”.

Por último, el senador aseveró: “En Carabineros existe una red de corrupción instalada. Ya no estamos frente al actuar de unos pocos, es el actuar de muchos y del alto mando”.

“Se ha instalado una cultura del abuso y la corrupción. Ya no son hechos aislados, robarse $26 mil millones ya no es la gestión de uno o dos malandrines que hacen situaciones ilícitas, aquí estamos ante una máquina para defraudar”, sentenció.